Últimas Noticias
mapa distribución Zika-OMS

Enfermedad por el virus de Zika

Enfermedad por el virus de Zika

Héctor Alonso, con información de la OMS

Veinte países americanos y otros diez países de África, Asia y el Pacífico han notificado casos de infección por el virus Zika, transmitida por el mosquito Aedes, responsable de la transmisión de otras enfermedades, como la fiebre amarilla, el dengue y la fiebre chikungunya. Hasta el momento se han contabilizado 3.893 casos sospechosos y 49 muertes.
mapa distribución Zika-OMS
Mapa de la distribución del virus Zika. Fuente, OMS

También se han registrado numerosos casos de microcefalia en recién nacidos en Brasil, atribuidos a la picadura del mosquito a las madres durante el embarazo, aunque no está clara aún la relación entre el virus y la microcefalia. Este virus se identificó por vez primera en primates en Uganda en 1947, y en 1952 en seres humanos en Uganda y Tanzania.

El periodo de incubación (tiempo transcurrido entre la exposición y la aparición de los síntomas) de la enfermedad se cree que es de pocos días, y los síntomas son similares a los provocados por virus parecidos (arbovirus), como el dengue: fiebre, erupciones, conjuntivitis, mialgias, artralgias, malestar y cefaleas y se prolongan entre dos días y una semana.

El primer gran brote se produjo en la Polinesia Francesa en 2013 y en Brasil en 2015. En ambos se notificaron
complicaciones neurológicas y autoinmunes de la enfermedad por el virus de Zika. Ahora en Brasil se ha observado  un aumento de las infecciones por este virus en la población general, así como un aumento de los recién nacidos con microcefalia en el nordeste del país.

Los organismos que están investigando estos brotes están encontrando pruebas cada vez más numerosas de una relación entre el virus de Zika y la microcefalia, aunque son necesarias más investigaciones para entender esa relación. Asimismo, se están investigando otras causas posibles.

Transmisión

El virus de Zika se transmite a las personas a través de la picadura de mosquitos infectados del género Aedes, y sobre todo de Aedes aegypti en las regiones tropicales.

Diagnóstico

El virus de Zika se diagnostica mediante PCR (reacción en cadena de la polimerasa) en tiempo real y aislamiento en muestras de sangre. El diagnóstico serológico puede resultar difícil, y el virus puede presentar reacciones cruzadas con otros flavivirus, como los virus del dengue, del Nilo Occidental y de la fiebre amarilla.

Prevención

Los mosquitos y sus lugares de cría suponen un importante factor de riesgo de infección por el virus de Zika. La prevención y el control dependen de la reducción del número de mosquitos a través de la eliminación de sus reservorios: limpiar recipientes que puedan acumular agua, como macetas, cubos, neumáticos abandonados a la intemperie, etc. Es importante usar repelentes de insectos y llevar ropa de colores claros que cubra lo más posible el cuerpo (manga y pantalones largos).

Los viajeros que se trasladen a los países de riesgo deben observar esas recomendaciones: mosquitero en la cama, ropa que cubra el cuerpo, etc.

Tratamiento

La enfermedad por el virus de Zika suele ser relativamente leve y no necesita tratamiento específico. Los pacientes deben estar en reposo, beber líquidos suficientes y tomar analgésicos comunes para el dolor. Si los síntomas empeoran deben consultar al médico. En la actualidad no hay vacunas.


Más información en la web de la OMS

Información relacionada

{jcomments on}

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *