En 2022 más de 274 millones de personas necesitarán ayuda humanitaria

0
790
Casi ochenta millones de personas son desplazadas - FOTO: OIM

  • El cambio climático, las guerras cronificadas y la pandemia han empeorado la situación respecto del pasado año
  • Mujeres y niñas, las más vulnerables

Héctor Alonso @hdelosrios2

Alrededor de 274 millones de personas, casi cuarenta millones más que hace un año, necesitarán ayuda y protección humanitaria para sobrevivir en 2022: se trata de la cifra más alta en décadas y que requerirá al menos 41.000 millones de dólares para atender a esas personas en 63 países. Sin embargo, esos 41.000 millones de dólares solo cubrirán las necesidades de 183 millones, los más necesitados.

Estos son datos del informe Global Humanitarian Review, que publica anualmente OCHA, la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios.

Entre las causas de este aumento sin precedentes de personas vulnerables en todo el mundo destacan las crisis climáticas, que han arruinado cosechas, matado ganado y expulsado de sus tierras a 78 millones de personas, los conflictos bélicos cronificados, la inestabilidad de países como Etiopía, Myanmar o Afganistán que desestabilizan sus áreas geográficas, y la pandemia y sus consecuencias en las economías de los países más desfavorecidos.

Mujeres y niñas, vulnerables entre los vulnerables

A día de hoy más del 1 por ciento de la población mundial es desplazada. Eso supone que casi 80 millones de personas han tenido que abandonar sus hogares, empujadas por las crisis climáticas, el hambre o la violencia. La mayoría son extremadamente vulnerables, sin recursos económicos o vivienda, sin sanidad, educación y en la mayoría de las veces, sin acceso a agua potable o a alimentación regular. Y entre ellos las más vulnerables son las mujeres y las niñas, que además las desigualdades de género, sufren violencia o están en riesgo de sufrirla.

Y la hambruna, para acabar de complicar el panorama, podría afectar a más de 45 millones de personas en 43 países. La hambruna se produce cuando un país o una región no tiene alimentos suficientes para alimentar a su población y esta situación se prolonga en el tiempo, provocando desnutrición y elevando la tasa de mortalidad. Es decir, cuando la población muere, literalmente, por falta de alimentos.

Esta situación ha provocado que 120 organizaciones humanitarias publiquen una carta conjunta advirtiendo de las consecuencias de no tomar medidas, e instando a los líderes mundiales a responder a ese desafío. Durante este año la acción humanitaria ha logrado evitar que medio millón de personas en situación de hambruna en Sudán del Sur murieran. Y en Yemen, una de las peores crisis que están en curso, se ha ayudado a casi la mitad de su población con ayuda alimentaria, atención médica y dinero en efectivo.

Versión resumida en castellano de Global Humanitarian Review

Informe completo en inglés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí