La mitad de los países no están preparados para los desastres provocados por el clima

0
147
Inundaciones en Pakistán

La mortalidad provocada por desastres climáticos se multiplica por ocho en los países que no cuentan con sistemas de alerta temprana

Héctor Alonso

La mitad de los países del mundo no están preparados ante los desastres provocados por el cambio climático, según un informe recién publicado por la ONU (Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres) y la Organización Meteorológica Mundial (OMM). Esos países no cuentan con un sistema de alerta temprana multirriesgo, pero la situación de los pequeños insulares, en primera línea del cambio climático es aún peor: solo un tercio de ellos cuenta con ese recurso.

La diferencia entre contar con ese sistema de alerta o no tenerlo es enorme: la mortalidad por desastres es ocho veces mayor en los países que no cuentan con él.

«El mundo no está invirtiendo en proteger las vidas y los medios de subsistencia de quienes están en primera línea. Quienes han hecho menos para provocar la crisis climática están pagando el precio más alto», dijo António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas. Guterres ha hecho un llamamiento a todos los países para que inviertan en sistemas de alerta temprana. «Los eventos climáticos extremos van a suceder, pero no tienen por qué convertirse en desastres mortales».

Esos desastres que provocan la pérdida de miles de vidas cada año y que acaban con los medios de subsistencia de centenares de miles de personas son las tormentas, los tsunamis, las olas de calor o las sequías. Los sistemas de alerta temprana lo que hacen es analizar los peligros que pueden derivarse de una alerta y si se pueden combinar con otros peligros aumentando el riesgo para las vidas de las personas.

La mayoría de los sistemas de alerta temprana solo cubre un tipo de peligro, como inundaciones o ciclones y huracanes, que son los más frecuentes. Naciones Unidas cree que hay que invertir en sistemas que cubran múltiples peligros. Por ejemplo, los terremotos no solo provocan la destrucción de viviendas e infraestructuras por el movimiento, sino que pueden provocar la licuefacción del suelo. O los deslizamientos de tierra y los brotes de enfermedades infecciosas que pueden aparecer tras las fuertes lluvias.

Según el informe los países menos adelantados, los pequeños estados insulares en desarrollo y los países de África requieren la mayor inversión para aumentar la cobertura de alerta temprana y protegerse adecuadamente contra los desastres.

El desastre más reciente ha sido las enormes inundaciones de Pakistán, que se ha cobrado cerca de 1.700 vidas. Hubieran sido más de no ser por el sistemas de alerta temprana.

Se han multiplicado por cinco

El número de desastres registrados se ha multiplicado por cinto en los últimos años, impulsados en buena parte por el cambio climático y la alteración de las temperaturas y los ciclos de lluvia. Todo indica que esta tendencia continuará, por lo que es vital contar con sistemas más complejos de alerta temprana: al final se trata de salvar vidas, pero también la economía.

La OMM presentará un plan de acción sobre cómo aumentar la cobertura mundial en la COP27, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2022, prevista para noviembre en Sharm El-Sheikh, Egipto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí