Mujeres se manifiestan en Burundi durante las últimas elecciones

Burundi: Naciones Unidas llama a actuar ante el rápido incremento de la violencia

Burundi: Naciones Unidas llama a actuar ante el rápido incremento de la violencia

Tras una reciente visita a Burundi (entre el 2 y el 5 de diciembre) por parte de varios directores de Agencias de Naciones Unidas, acompañados por miembros de tres organizaciones no gubernamentales internacionales, Naciones Unidas ha advertido de que la situación en el país se está deteriorando gravemente, y que será necesario intervenir para evitar que la violencia se descontrole de forma catastrófica.

Mujeres se manifiestan en Burundi durante las últimas elecciones

«Burundi se enfrenta a una encrucijada crítica», advirtió John Ging, el Director de Emergencias de la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios. «Los niveles de desplazamiento y la inseguridad alimentaria ya son preocupantes, pero se corre el riesgo de otra crisis humanitaria en toda regla si no se actúa con rapidez en el ámbito político».

La intensificación de la violencia en Burundi está empeorando la situación humanitaria de la población ya vulnerable. Burundi está situado en el puesto 184 de 187 países en el Índice de Desarrollo de la ONU, con más del 80 por ciento de las familias por debajo del umbral de la pobreza, el 7 por ciento de la población en grave inseguridad alimentaria, y el 58 por ciento de las personas con desnutrición crónica. Además de esto, muchas zonas del país están sufriendo los efectos negativos de El Niño, con inundaciones que han destruido hogares y medios de vida.

Más de la mitad del prespuesto de Burindi dependía de la donación internacional antes de que la situación empeorara. Varios donantes bilaterales han suspendido la ayuda presupuestaria como respuesta a la crisis política que vive el país, lo que ha repercutido negativamente en áreas como la salud, el suministro de agua potable, o la asistencia médica gratuita para madres y recién nacidos.

«Los niños son los más afectados por la violencia en Burundi», dijo Afshan Khan, Director de Emergencias de UNICEF. «Muchos han sido asesinados, heridos y detenidos arbitrariamente, mientras que muchos más viven con el constante sonido de disparos y granadas. Estas violaciónes deben terminar ahora. Los niños deben ser protegidos de toda forma de violencia y deben ser respetados sus derechos».

Cerca de 100 personas han muerto por la violencia en la capital, Bujumbura, en los últimos cuatro días. La cifra de muertos asciende a 340 personas desde abril. La crisis política ha llevado a protestas populares que han sido fuertemente reprimidas por las fuerzas de seguridad, dando lugar a violaciones de los derechos humanos y la represión de la libertad de prensa.  Cerca de 220.000 personas han huido de Burundi y 15.000 más se han convertido en desplazados desde abril.

«Es necesario actuar ahora para evitar que se desencadene un proceso de violencia catastrófica»,  Ging. «El empeoramiento de la tensión en un país con una historia de profundas divisiones étnicas debe ser abordado con urgencia para proteger a los civiles de un daño mayor».


Informe de la misión a Burundi

{jcomments on}

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.