Últimas Noticias

Siria: las Agencias comienzan la evaluación de las zonas afectadas por los combates

Siria: las agencias internacionales comienzan la evaluación de las zonas afectadas por los combates con desconfianza

El gobierno sirio ha autorizado la visita de organizaciones humanitarias a la ciudad de Homs, devastada tras un mes de bombardeos. El personal técnico de diversas agencias de la ONU, incluido el Programa Mundial de Alimentos (PMA), Fondo de las ONU para la Infancia (UNICEF) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), así como la Organización para la Cooperación Islámica (OCI), han formado parte de la misión, que tiene la intención de visitar las provincias de Homs, Hama, Tartous, Latakia, Aleppo, Dayr Az Zor, Damasco rural y Dera’a.

El gobierno no ha especificado qué ciudades se visitarán dentro de esas provincias, es decir, no hay garantía de que los trabajadores de ayuda humanitaria puedan acceder a las zonas más devastadas.

Para la portavoz de la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), no es lo ideal ni lo que se ha pedido, “pero nos da la oportunidad de recoger información directa para comprobar cuál es la situación y cuáles son las necesidades”, dijo Amanda Pitt. La intención será acceder a zonas a las cuales ni siquiera la Media Luna Roja Árabe o el Comité Internacional de Cruz Roja han podido acceder todavía. Los trabajadores humanitarios esperan poder acceder a esas zonas inaccesibles con la ayuda de los líderes religiosos. También esperan poder movilizar una respuesta inmediata si se identifican las necesidades urgentes. «Estamos participando con buena voluntad porque realmente no teníamos otra opción», dijo un trabajador de ayuda humanitaria.

La esperanza es que esta evaluación inicial sentará las bases para otras misiones técnicas sobre temas más específicos, como el agua y el saneamiento, o de grupos específicos de personas vulnerables, como los agricultores afectados por la sequía.

La negativa del gobierno a permitir el acceso humanitario pleno ha puesto a la ONU en una posición difícil, con la presión de proporcionar alivio al creciente número de personas afectadas por una crisis cada vez mayor, pero limitado por lo que puede hacer en virtud del derecho internacional, sin el permiso del gobierno.
El presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja, Jakob Kellenberger, advirtió ayer de que la gente en las zonas afectadas por los combates han estado sufriendo durante varios meses y que la situación humanitaria podría deteriorarse aún más.

El gobierno ha reprimido violentamente las protestas que se iniciaron más de un año atrás. Desde entonces, la oposición ha vuelto cada vez más armada, lo que lleva a un estado de guerra casi civil y más de 7.500 muertos – la mayoría civiles, según el Alto Comisionado para los Derechos Humanos.

Kellenberger, volvió a pedir el cese en los combates para poder evacuar a los heridos y proporcionar artículos de socorro. El Secretario General de la OCI Ekmeleddin Ihsanoglu hizo un llamamiento similar el 17 de marzo, pidiendo el acceso a los hospitales, a las personas desplazadas y la población que más lo necesita.

La propuesta de un alto el fuego temporal pero regular durante un período predeterminado de tiempo es diferente de un corredor humanitario: una zona «segura» que tiene que ser asegurada militarmente.

A pesar de que la ONU continúa ejerciendo presión para tener acceso completo sin restricciones, no hay tiempo que perder, y la ONU (el PMA) ha entregado, a través de organizaciones locales como la Media Luna Roja, alimentos a 100.000 personas vulnerables.

El 14 de marzo, el CICR y SARC pudieron visitar las ciudades de Rastan, Talbiseh y Zaafaraneh Al, en la provincia de Homs, para evaluar la necesidad de la acción humanitaria. Encontraron 12.000 personas desplazadas por los recientes combates con necesidad de colchones, mantas, alimentos, leche para bebés, medicamentos básicos y medicamentos de vital importancia para las enfermedades crónicas.

Más de 200.000 desplazados

Teniendo en cuenta que decenas de miles de personas han sido desplazadas sólo de Baba Amr, la misión tendría que ser capaz de identificar las necesidades más urgentes.
Grupos sirios de ayuda estiman que la crisis ha desplazado a más de 200.000 personas en el país, además de decenas de miles de personas que han huido más allá de sus fronteras.

La OMS ha recibido solicitudes de las organizaciones no gubernamentales locales para medicamentos necesarios para salvar vidas y kits de traumatología, entre otras cosas. Las autoridades sirias han concedido el permiso de la OMS para llevar a cabo una evaluación de los hospitales y centros de atención primaria en las provincias de Dera’a, Damasco rural, Homs y Dayr Az Zor.

La ONU ha estado trabajando en un plan de respuesta de tres meses, y va a hacer un llamamiento para recaudar fondos para ayudar a los más necesitados dentro de Siria.

OCHA tiene disponibles 10 millones de dólares de su Fondo Central de Respuesta a Emergencias, para proyectos de emergencia en Siria. ACNUR también prepara fondos para atender a los refugiados sirios en Líbano, Turquía y Jordania.

Por su parte ECHO, la organización de ayuda humanitaria de la Comisión Europea, ya ha comprometido 20 millones de euros que se destinarán a financiar los programas en Siria y en los países que acogen refugiados.

{jcomments on}

Imprimir

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *