Últimas Noticias

Lesbos: la llegada del invierno complica la supervivencia de los refugiados

El empeoramiento de la meteorología dificultará las condiciones de vida de los refugiados

Héctor Alonso

Las primeras lluvias invernales y la llegada del frío están empeorando las condiciones de vida de los casi ocho mil refugiados alojados temporalmente en tiendas de campaña tras el incendio del campo de Moria (Lesbos). El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha pedido al gobierno griego que tome medidas para mejorar el bienestar de esa población.

Tras el incendio del campamento de Moria, donde más de 12.000 personas aguardaban a la resolución de sus peticiones de asilo y refugio, aproximadamente 7.800 personas fueron alojadas en Kara Tepe, una instalación de emergencia que no cumple las condiciones mínimas de habitabilidad.

ACNUR, que ha visitado las instalaciones, ha dicho que ni el drenaje ni el suministro de agua potable o para higiene, ni las instalaciones de saneamiento o los servicios de salud cumplen los estándares mínimos y ha urgido a las autoridades a mejorar la situación.

Las lluvias caídas el pasado 8 de octubre han inundado tiendas por la falta de drenaje. Han sido los propios refugiados los que han cavado zanjas en torno a las tiendas para impedir que entrara el agua. ACNUR reconoce que las instalaciones fueron levantadas por el ejército griego en un tiempo récord, pero que las condiciones de alojamiento, con la llegada del invierno, no son adecuadas.

ACNUR está proporcionando grava para tratar de reducir las inundaciones, así como kits de aislamiento para las tiendas, pero cree que no será suficiente, por lo que ha pedido al gobierno griego que acelere el traslado de solicitantes de asilo al continente.

Los refugiados de Lesbos no son los únicos que se enfrentan a duras condiciones de vida en Grecia. En la isla de Samos 4.500 personas siguen alojadas en su mayoría en tiendas de campaña o refugios improvisados en el bosque, ya que la capacidad inicial del centro -650 personas- ha sido más que sobrepasada.

Para ACNUR la solución pasa por acelerar los procedimientos de solicitud de asilo y el traslado de los solicitantes al continente.

Imprimir

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0

Tu carrito