Administración de la vacuna de la polio en Pakistán

desnutrición y polio en Pakistán

La desnutrición socava la lucha contra la polio en Pakistán: 192 casos en 2011
Una sensación de desánimo, incluso desesperación, ha cundido en círculos gubernamentales pakistaníes, en relación con los 192 casos de poliomielitis registrados en 2011, a pesar de la puesta en marcha de un Plan Nacional para su erradicación. El plan se puso en marcha después de 144 casos registrados en 2010, los peores datos de todos los países. El presidente de Pakistán anunció entonces que era el momento de un Pakistán «libre de polio». La iniciativa, sin embargo, no ha tenido éxito, con más casos de poliomielitis, y un completo fracaso si se compara con países vecinos como La India, que acaba de finalizar un período de 12 meses sin un solo caso.
Según las autoridades pakistaníes, buena culpa de este fracaso se debe a la pobreza y a una falta de concienciación de muchas familias, que se niegan a vacunar a los hijos, o por falta de voluntad de la Administración. Sin embargo, podría haber otras causas para esta falta de éxito: según la profesora Anita Zaidi, responsable de Pediatría y Salud Maternoinfantil de la Universidad Aga Khan de Karachi, la malnutrición de los niños pakistaníes es un factor significativo, según datos que ya obran en poder de la OMS.

Administración de la vacuna de la polio en Pakistán
Administración oral de la vacuna de la polio en Pakistán

Según estos datos, la respuesta inmunitaria a la vacunación contra la polio es cuatro puntos inferior en los niños que están malnutridos. Con un 40 por ciento de niños malnutridos en el país, ello supone la diferencia entre tener o no tener casos. Según cifras oficiales, Pakistán tiene 25 millones de niños menores de cinco años, de los que casi diez millones estarían malnutridos.

Campañas

Zaidi, experta en enfermedades infecciosas, señala que el problema se agrava por la mala ejecución de las campañas: los niños no recibieron todas las dosis necesarias. Ello es especialmente grave si el niño, además, está mal alimentado. Para esta experta, sería necesario plantear las campañas de vacunación como un todo, rutinario, inmunizando a todos los niños contra diversas enfermedades prevenibles, en lugar de centrarse únicamente en la polio.

Otros expertos coinciden en estas apreciaciones.  Así, la desnutrición, la deficiencia de vitamina A, y la diarrea en los niños, podrían ser las razones por las que las vacunas son ineficaces. Se cree que esos factores duplican la probabilidad de que la vacuna sea ineficaz.

La inseguridad alimentaria

Baseer Achakzai, coordinador de Nutrición del Instituto Nacional de Salud en Islamabad, declaró a IRIN que una encuesta reciente realizada por el Ministerio de Salud en colaboración con AKUH había encontrado que el 60 por ciento de la población padece de inseguridad alimentaria. Hay muchos casos de diarrea, que tienen que ver con la desnutrición. Administrar la vacuna oral para la polio a un niño con diarrea puede ser ineficaz. El problema es que no hay indicios de que la polio no sea un problema más extenso: este mes se ha informado ya del primer caso de polio de 2012 en Lahore, con lo que la preocupación es creciente por la cifra que se pueda alcanzar a finales de año.

{jcomments on}

Imprimir

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0

Tu carrito