Uno de cada cinco habitantes de Gaza no tiene acceso a agua potable

0
Antes de los bombardeos el acceso a agua potable era insuficiente en Gaza. Ahora la situación se ha agravado - FOTO: OCHA

Cerca de 400.000 personas en Gaza se han quedado sin agua potable tras los bombardeos

Alrededor de 400.00 personas que viven en Gaza, casi la quinta parte de la población, se han quedado sin acceso a agua potable tras los bombardeos realizados por el ejército de Israel, según ha denunciado la ONG Oxfam. Muchos, además, tampoco tienen electricidad. Los bombardeos destruyeron los servicios de suministro de agua y electricidad y afectaron a las tres principales plantas potabilizadoras que suministran agua potable a Gaza.

Después de once días de bombardeos la vida cotidiana en la ciudad de Gaza se ha complicado notablemente para buena parte de sus habitantes. Además de la destrucción de los servicios de suministro de agua, falta electricidad en buena parte de la ciudad y además se han destruido o dañado más de 250 edificios, un total de 1.042 viviendas y locales comerciales. Cerca de 100.000 palestinos se han convertido en desplazados dentro de su propia ciudad.

Más habitantes de Gaza podrían sufrir pronto falta de acceso al agua y la electricidad, ya que el suministro depende en buena medida del combustible para las bombas y generadores, y ese combustible es cada vez más escaso. Antes de las recientes hostilidades el suministro de agua era ya escaso en Gaza: por debajo de los 100 litros diarios por persona que se considera el mínimo necesario.

La falta de agua potable complicará notablemente la lucha contra la pandemia por COVID-19, porque impedirá la higiene necesaria para prevenir los contagios. Además esa escasez podrían sufrirla también los hospitales y centros médicos, dañados por los bombardeos: un total de seis hospitales y once clínicas han resultado dañadas, así como el único laboratorio que hace análisis de COVID-19 en la franja de Gaza.

En la franja de Gaza y en Cisjordania se han registrado ya 330.000 casos de COVID-19, con 3.700 fallecimientos, y esta situación podría empeorar notablemente tras los ataques aéreos.

Otros sectores afectados por la escalada bélica es el de la pesca y el comercio. La mayoría de los 3.600 pescadores no pueden salir a faenar por la escasez de combustible, por lo que han perdido sus ingresos diarios.

 

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí