La OMS trata de frenar el coronavirus en Sudáfrica

El continente africano alcanza el millón de casos y Sudáfrica está entre los cinco países del mundo más afectados

La Organización Mundial de la Salud ha enviado un equipo de expertos a Johanesburgo, la capital de la República de Sudáfrica, para tratar de reforzar su respuesta a la pandemia por COVID-19. Este país es ya el quinto del mundo con más casos y la velocidad de los contagios sigue aumentando. En unos días llegará un segundo equipo, un total de 40 expertos.

Los expertos, que han llegado tras la petición del gobierno, se van a integrar en equipos de respuesta locales para apoyarles y asesorarles.

Pero no es solo Sudáfrica: 10 países del continente han acumulado casi el 90 por ciento de los casos nuevos en las últimas dos semanas. Y los casos han aumentado en más del 20 por ciento en otros 16 países. Por esta razón la OMS ha aumentado su apoyo a 11 países movilizando expertos sobre el terreno para desarrollar las capacidades locales.

Dado que la transmisión comunitaria ocurre en más de la mitad de los países de África, la OMS está reforzando la participación de la comunidad y la educación sanitaria y brinda apoyo material directo para fortalecer la capacidad de realización de pruebas.

La falta de pruebas está dando lugar a una notificación insuficiente de los casos de COVID-19, lo que impide tener una imagen completa de la pandemia.

Para ayudar a satisfacer la demanda de equipos médicos esenciales en África, la OMS y otras agencias de las Naciones Unidas han formado un consorcio de adquisiciones global que aprovecha sus redes, experiencia y conocimiento de productos para ayudar a los países que tienen acceso limitado a los mercados. El consorcio liderado por la OMS ha permitido comprar grandes cantidades de kits de prueba y otros suministros de diagnóstico clave de los principales fabricantes.

Hasta ahora, el consorcio ha enviado 1,8 millones de kits de prueba a 47 países de África durante el último mes. Se espera que se envíen otros 1,1 millones de tests en las próximas semanas.

Las pruebas de COVID-19 en África siguen siendo bajas en comparación con otros continentes, pero han aumentado significativamente. En África subsahariana, se han realizado más de 6,4 millones de pruebas de reacción en cadena de la polimerasa (PCR). Once países están realizando ahora más de 100 pruebas por cada 10.000 habitantes, en comparación con solo seis hace un mes. En julio se registró un aumento del 40% en el número total de pruebas realizadas en comparación con el mes anterior.

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0

Tu carrito