Últimas Noticias

Minecraft y la libertad de expresión

Héctor Alonso

Minecraft, un juego muy popular que consiste básicamente en construir mundos con bloques y que se utiliza ya en colegios y universidades como parte del aprendizaje, se ha convertido en un recurso online para defender la libertad de expresión. Más de 145 millones de personas de todo el mundo juegan habitualmente con Minecraft, online o en el juego descargado en el ordenador o la consola.

Imagen: Héctor Alonso Fernández

Hace unos meses, gracias a la iniciativa de Reporteros Sin Fronteras, una organización de periodistas que luchan por defender la libertad de expresión y denunciar la censura y los abusos contra los profesionales de la comunicación, se creó la Biblioteca Sin Censura en Minecraft.

Se trata de un gigantesco edificio virtual formado por más de 12 millones de bloques en el que se guardan decenas de documentos y artículos -libros, en la terminología del juego- escritos por periodistas de países donde la censura impide la libertad de expresión o donde los periodistas son detenidos o asesinados por hacer su trabajo.

Esos artículos no están disponibles para los lectores en los medios convencionales de esos países, pero gracias a la Biblioteca Sin Censura los jugadores o curiosos de esas naciones pueden acceder a ellos y leerlos y saber que su autor fue censurado o asesinado por hacer su trabajo.

Sección dedicada al periodista asesinado Javier Valdez

Rusia, China, Vietnam, México o Arabia Saudí son países en los que cada año mueren o son encarcelados decenas de periodistas por publicar artículos críticos con el gobierno o las mafias criminales, como Jamal Khashoggi, un periodista saudí exiliado que fue asesinado en 2018 en el consulado de su país en Estambul por haber escrito artículos sobre la corrupción de miembros de la monarquía saudí. O Javier Valdez Cárdenas, periodista mexicano asesinado en 2017 tras escribir una serie de artículos sobre el narcotráfico en su país y publicar el libro Narcoperiodismo. En lo que va de año han sido asesinados 17 periodistas en todo el mundo y 244 encarcelados.

En la Biblioteca Sin Censura de Minecraft cualquier usuario, incluso de los países en los que existe censura -al estar incluido en un juego no puede ser bloqueado por ningún gobierno-, puede acceder a las salas dedicadas a esos países y leer los artículos prohibidos en sus países o que les han costado la libertad o la vida a sus autores sin ningún impedimento, en inglés o en el idioma original en el que fueron escritos.

Libertad de prensa

La Biblioteca contiene artículos de 180 países y consta, además, de una sección llamada Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa, elaborada por Reporteros Sin Fronteras, y en la que se califica a cada país según su grado de libertad en esta materia. Noruega ocupa, como en los últimos cuatro años, el primer lugar y Corea del Norte la última posición. España ocupa la posición 29, justo por debajo de Lituania y por encima de Ghana. Otros países de nuestro entorno no están mejor en este campo: Francia ocupa la posición 34, Reino Unido la 35, Italia la 41 y Estados Unidos la 45.

La construcción del edificio-de estilo neoclásico y de dimensiones gigantescas- la llevaron a cabo decenas de constructores voluntarios de Minecraft de 16 países. Tiene varias plantas y galerías para cada país donde la prensa no es libre. La Cúpula Central tiene casi 300 metros de diámetro y el edificio puede ser visitado entrando a través de esta dirección. También hay un vídeo que cuenta todo el proyecto -desde que se gestó hasta cómo se construyó- y en el que se muestra un mapa del edificio descargable.

El jugador que se sumerja en el juego puede deambular por todas las salas de la Biblioteca y leer cualquier artículo simplemente pulsándolo a través de la mano de su avatar.

Para los creadores de esta iniciativa es importante que las nuevas generaciones que crecen en los países donde la libertad de prensa no existe o se ejerce con obstáculos, tengan la posibilidad de acceder a información que de otra forma no sería posible. También sirve como homenaje a aquellos profesionales de la información que perdieron la vida ejerciendo su trabajo.

Imprimir

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0

Tu carrito