Últimas Noticias

Europa fracasa en la gestión de la crisis de los migrantes mientras prosperan los traficantes

El creciente populismo y la ola antimigratoria en Europa están alimentando el tráfico de personas en Libia, donde un número creciente de migrantes están siendo detenidos e internados en centros o vendidos como esclavos, según los expertos reunidos en Bruselas en una conferencia sobre la esclavitud moderna.

El aumento de los partidos políticos antiinmigración en países como Italia o Eslovenia y los esfuerzos de toda Europa para frenar la migración dan como resultado que más inmigrantes en Libia intenten marcharse y acaben cayendo en manos de los traficantes.

Un video que muestra a migrantes subsaharianos vendidos como esclavos en Libia desató una protesta mundial el año pasado y puso el foco en una nación sin ley donde miles de inmigrantes son detenidos, torturados e incluso asesinados, según denuncias de Naciones Unidas y grupos de derechos humanos.

“Es más difícil para los migrantes salir de Libia ahora y los traficantes tienen que rentabilizar sus inversiones”, aseguró el alto funcionario de ACNUR, Vincent Cochetel. “Venden personas, las intercambia, las alquilan”.

El número de inmigrantes que llegan a Italia ha disminuido considerablemente desde julio pasado, cuando un importante grupo de traficantes de personas en Libia llegó a un acuerdo para detener las salidas por la presión de Italia. La guardia costera de Libia también ha devuelto a más inmigrantes después de haberlos interceptado en el mar con el respaldo de la Unión Europea.

Los países europeos deben hacer más para detener el comercio ilegal de Libia en botes inflables que se compran en China y hacer cumplir una decisión de la Unión Europea para limitar su venta, según Cochetel. “Estos botes han matado a más personas que la guerra civil que sufre Libia desde 2011”, agregó.

Alrededor de 140 migrantes del este de África escaparon de los traficantes que los mantenían cautivos cerca de la localidad libia de Bani Walid el mes pasado, y varios fueron hospitalizados debido a torturas durante el cautiverio o esfuerzos para recuperarlos, dijo la agencia de migración de la ONU.

“Varias de estas personas fueron llevadas a centros de detención cuando deberían haber sido tratadas como víctimas de la trata”, dijo Inma Vázquez, representante ante la UE y la OTAN de Médicos Sin Fronteras (MSF). “Estamos viendo gente rota física y mentalmente, con quemaduras, cicatrices en la espalda y fracturas”.

Pierre Vimont, ex jefe del servicio exterior de la Unión Europea, dijo que la cantidad de inmigrantes atrapados en Libia probablemente aumentará aún más a medida que el populismo se extienda por Europa en países como Italia, Austria y Alemania.

El nuevo ministro del Interior de Italia, Matteo Salvini, dijo esta semana que su país no sería el “campo de refugiados” de Europa, que ha visto llegar a más de 600.000 inmigrantes desde 2014 y prometió tomar medidas drásticas para reducir las llegadas y devolver a los inmigrantes.

“Europa está buscando hacer retroceder esta ola migratoria para ver cómo pueden contener y hacer retroceder a los migrantes”, dijo Vimont, agregando que se debe hacer más para evitar que las personas tengan que abandonar sus países para tratar de llegar a Europa. “El problema es que están reaccionando demasiado tarde. No saben cómo actuar”.

Imprimir

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.