Últimas Noticias

El enorme coste del matrimonio infantil en África

Se calcula que el matrimonio infantil hace perder a los países africanos más 60.000 millones de dólares.

África subsahariana tiene las tasas de matrimonio infantil más altas del mundo, con más de tres millones de niñas -una de cada tres- que se casan cada año antes de cumplir los 18. Según cálculos de uniforme del Banco Mundial esos matrimonios prematuros suponen unas enormes pérdidas económicas a los países donde se celebran, estimadas entre 60.000 y 120.000 millones de dólares. África recibe cada año cerca de 40.000 millones de dólares en ayudas, así que podemos percibir la magnitud de las pérdidas provocadas por el matrimonio infantil.

El informe señala que los matrimonios tempranos conducen a altos niveles de abandono escolar: solo una de cada cuatro niñas terminan la educación secundaria, lo que limita enormemente sus horizontes laborales. El informe destaca que las niñas que acaban la educación secundaria tienen más posibilidades de encontrar trabajo y ganan el doble que las que no la han acabado. Para 12 países africanos estudiados, eso supone unas pérdidas de por vida de 60.000 millones de dólares, por dinero no ingresado.

Además el matrimonio infantil tiene otros costes, tan graves o más que los económicos: el matrimonio infantil también supone altas tasas de fertilidad y al crecimiento de la población. Dieciocho de los 20 países del mundo donde más matrimonios infantiles se celebran están en África: Níger, República Centroafricana, Chad, Burkina Faso, Mali, Sudán del Sur y Guinea encabezan la lista con más de la mitad de las niñas casadas antes de los 18 años.

Los expertos en género dicen que el matrimonio precoz no solo ahoga el progreso de una niña en educación, salud y empleo, sino que también obstaculiza el desarrollo de sus hijos, creando un círculo vicioso de malnutrición, mala salud e ignorancia.

Una novia infantil es más propensa a abandonar la escuela, sufrir complicaciones graves durante el embarazo y el parto y tiene un alto riesgo de violencia doméstica. Sus hijos también son más propensos a tener bajo peso y a sufrir mayor mortalidad infantil por debajo de los cinco años.

Estos datos corroboran lo que vienen pidiendo los activistas desde hace años: acabar con el matrimonio infantil es un paso más para acabar con la pobreza.  “Al librar a África del matrimonio infantil, podemos ayudar a aliviar la pobreza y asegurar que las niñas de todo el mundo tengan la posibilidad de un futuro mejor, según la organización Girls Not Brides (Niñas, no novias).

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.