Un kurdo que lleva seis años detenido en un centro de refugiados gana el mayor premio literario de Australia

Behrouz Boochani, periodista y escritor kurdo, lleva seis años detenido en un centro de refugiados que Australia mantiene en Papúa Nueva Guinea. 

No podrá acudir a la ceremonia de entrega del premio por tener prohibida la entrada en Australia

Héctor Alonso

Behrouz Boochani es nombre del escritor que acaba de ganar el Victorian Prize, el galardón más importante de las letras australianas con una dotación de 100.000 dólares. Sin embargo no podrá ir a recogerlo. Behrouz, al que sigo en twitter desde hace algo más de dos años, es un refugiado que lleva seis años encerrado en un campamento en la isla de Manus (Papúa Nueva Guinea), el vertedero en el que Australia arroja a los refugiados que intentan llegar en barco a sus costas. Naciones Unidas ha denunciado ese campamento, gestionado por empresas privadas, por vulnerar todos los tratados internacionales. El Tribunal Supremo de Papúa Nueva Guinea lo declaró ilegal, pero Australia se niega a repatriar a los refugiados o incluso trasladarles a otro país, como solicitó Nueva Zelanda. 

Seis años lleva Behrouz, un periodista iraní de origen kurdo, encerrado allí, en ese infierno que ha vivido ya varias huelgas y motines por sus deplorables condiciones. 

En noviembre de 2017 la policía de Papúa Nueva Guinea intentó cerrar definitivamente el campo de detención, donde cerca de 380 solicitantes de asilo permanecían atrincherados. Ante la negativa de los refugiados a marcharse la policía confiscó los alimentos y destruyó los depósitos de agua, las tiendas de campaña y los colchones. Veinte días antes las empresas contratistas pagadas por Australia habían dejado de suministrarles agua y alimentos. El cierre del campo fue decidido por un tribunal de Papúa que lo consideró ilegal, dejando en el limbo a los detenidos. 

La situación de los detenidos, que se negaban a marchar para ser encerrados en otro centro, y también se negaban a instalarse definitivamente en Papúa por la hostilidad de la población, amenazó con convertirse en una grave crisis humanitaria.

Uno de los refugiados subió un vídeo a Facebook en el que se veía a la policía exigiendo a los refugiados que abandonaran el campamento, sin tener un lugar donde ir. El vídeo lo subió Berhouz, que fue detenido por la policía junto con otros refugiados. 

El campamento de la isla de Manus en Papúa Nueva Guinea, y otro en la pequeña nación isleña de Nauru, han sido las piedras angulares de la polémica política de inmigración de Australia, que ha sido duramente criticada por las Naciones Unidas y los grupos de derechos humanos.

Australia abrió los campamentos en un intento por detener el flujo de solicitantes de asilo que realizan peligrosos viajes en barco a sus costas.

Bajo su política de inmigración de “fronteras soberanas” Australia se niega a aceptar a los solicitantes de asilo que llegan por mar, enviándolos a dichos campamentos, que son en realidad centros de detención.

Naciones Unidas coincide con los refugiados en que Papúa no es un país adecuado para acogerles porque no cumple con los estándares mínimos para gestionar la llegada e integración de refugiados. Australia ha asegurado que no aceptará presiones de los refugiados ni de la ONU y no permitirá que esos solicitantes de asilo lleguen a su territorio. La mayoría de los que están en el campamento son de Afganistán, Irán, Myanmar, Pakistán, Sri Lanka y Siria.

Tras ganar el premio con la novela titulada No Friends but the Mountains (Sin amigos excepto las montañas), Behrouz ha asegurado en sus redes sociales que espera que este galardón ponga el foco en la difícil situación de las más de 1.000 personas que Australia mantiene encerradas en campamentos fuera de su territorio.

«No quiero celebrarlo mientras veo a muchas personas inocentes sufriendo a mi alrededor», dijo en declaraciones a Reuters. Mientras escribía el libro en farsi, su idioma natal, que iba enviando por whatsapp a un traductor a Australia, su mayor temor era que le confiscaran el teléfono. 

El premio se suele entregar en una ceremonia en Australia. Y esta será la primera vez que el ganador no pueda asistir para recibirlo por tener prohibida la entrada en el país. Si deseáis felicitarle, su dirección de twitter es @BehrouzBoochani

Imprimir
Comentarios: 4

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.