Siria: los combates atrapan a miles de personas en el fuego cruzado

Las condiciones se deterioran para los civiles atrapados en medio de los enfrentamientos en el noreste de Siria

Miles de personas han quedado atrapadas en las zonas de combate en el noroeste de Siria, y otras 10.000 han logrado huir hacia el campo de Al Hol, donde se suman a las más de 23.000 personas que ya se habían refugiado en el campo, saturando su capacidad.

ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, ha expresado su preocupación por la seguridad de los civiles atrapados en las zonas del enclave de Hajin, provincia de Deir ez-Zor, en el noreste de Siria. También ha expresado su preocupación por las necesidades de los civiles que han logrado escapar y que abarrotan en este momento las instalaciones del campo de Al Col, que ha triplicado su población y donde se esperan más llegadas en los próximos días, a medida que los civiles puedan escapar de las zonas de combate. Las bajas temperaturas y las fuertes nevadas son un riesgo añadido.

Los que huyen hablan de duros combates y de bajas generalizadas entre los civiles. Los alimentos y los suministros médicos son difíciles de conseguir y las infraestructuras civiles ha sido dañadas o destruidas. Las familias que lograron escapar de los combates dicen que el Estado Islámico está impidiendo que otros civiles abandonen el área.

Las condiciones en las que los civiles, familias enteras, están escapando, son terribles. Viajan por la noche sin apenas pertenencias y atravesando zonas minadas o campo abierto, donde son objetivo fácil de los combatientes. Una vez que logran salir de la zona de peligro son transportados en camiones abiertos, a pesar de las inclemencias del tiempo. Durante el viaje no tienen acceso apenas a alimentos o ropa de abrigo, a pesar de que la mayoría son mujeres y niños, por lo que se están produciendo muertes por hipotermia y por desnutrición. Muchos niños llegan con desnutrición aguda por la falta de alimentos que llevan sufriendo incluso antes de haber emprendido el viaje.

Ante esta situación, las organizaciones humanitarias han solicitado que se establezca un área de tránsito para poder brindar asistencia a los desplazados con el fin de salvar vidas.

Con el aumento en las llegadas a Al Hol en las últimas semanas, las áreas de recepción ahora están superpobladas. ACNUR y las organizaciones que colaboran con la agencia de la ONU han establecido equipos de respuesta 24 horas para recibir a los desplazados, identificar rápidamente los casos más vulnerables y brindar asistencia urgente, especialmente a los niños no acompañados o separados y aquellos que requieren asistencia médica inmediata.

Se han instalado más de 4.500 tiendas de campaña, y en los próximos días se instalarán otras 3.600 para acoger a los recién llegados.

ACNUR ha reiterado su petición a todas las partes en el conflicto, y a las personas que tienen influencia sobre ellas, a tomar todas las medidas posibles para garantizar que los civiles y la infraestructura estén protegidos de conformidad con el Derecho Internacional Humanitario y de los Derechos Humanos. El paso seguro para los civiles es de importancia crítica y debe garantizarse, dice ACNUR en un comunicado.

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.