Seis meses después de la explosión de Beirut miles de personas siguen sin hogar

0
47

Seis meses después de la gigantesca explosión que destruyó el puerto de Beirut miles de personas siguen sin hogar y la pobreza se ha disparado. La explosión afectó más de 200.000 viviendas, muchas de las cuales han sido reparadas. Sin embargo los daños provocados por la deflagración aún permanecen en la ciudad y sus consecuencias han llevado a la miseria a miles de familias.

Más de 70.000 personas perdieron su trabajo como consecuencia directa e indirecta de la destrucción del puerto, en un contexto económico que ya era de crisis. La pandemia por COVID-19 había dañado gravemente el tejido económico de la ciudad, y la la pérdida de ingresos ha hecho que se disparen los desahucios.

Las víctimas directas de la explosión vivían en las zonas más deprimidas de la ciudad, y precisamente en esas zonas un tercio al menos de las familias han perdido sus ingresos. La situación es especialmente grave para los enfermos crónicos, según ha informado el Consejo Noruego para los Refugiados, puesto que al menos el 42 por ciento de ellos no pueden costearse los tratamientos.

El grupo social más afectado por la crisis es el de los refugiados sirios, que ya eran los más vulnerables. El desempleo es casi total entre este colectivo, y son los que están siendo expulsados de sus hogares al carecer de medios para pagar los alquileres e incluso alimentos. Dependen cada vez más de la ayuda internacional para sobrevivir.

 

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí