Pena de muerte durante la pandemia

0
108

A pesar de la situación de pandemia, muchos países del mundo continuaron aplicando la pena de muerte durante 2020, según un informe publicado por Amnistía Internacional. Egipto triplicó las ejecuciones, China castiga con la pena máxima los delitos relacionados con las medidas de prevención de la COVID-19 y Estados Unidos ejecutó en menos de seis meses a diez personas en 2020. El dato positivo fue que, por tercer año consecutivo, la cifra de ejecuciones disminuyó.

Durante 2020 en 18 países del mundo se siguió aplicando la pena de muerte. Estados Unidos reanudó las ejecuciones federales después de un paréntesis de 17 años, y otros cuatro países -India, Omán, Qatar y Taiwán- volvieron a ejecutar condenados.

El hecho de ejecutar a reclusos en medio de una pandemia demuestra «una crueldad» difícil de entender, según AI: muchos presos, debido a las restricciones sanitarias, no pudieran recibir asistencia letrada en persona, ni por tanto, defenderse adecuadamente. «El uso de la pena de muerte en estas condiciones es una agresión especialmente atroz contra los derechos humanos”.

Los cinco países que más ejecutaron
China clasifica todas sus ejecuciones y condenas a muerte como secreto de Estado, por lo que se desconocen los datos. Sin embargo, AI calcula que cada año se llevan a cabo  miles de ejecuciones en ese país. Con los datos disponibles, Irán es el segundo país en este terrible ranking (más de 246), seguido por Egipto (más de 107), Irán (más de 246), Irak (más de 45) y Arabia Saudí (27). Estos cinco países realizaron el 88 por ciento de todas las ejecuciones de las que se tuvo conocimiento en 2020.

El caso de Egipto es especialmente llamativo: se triplicaron las ejecuciones durante 202o, y buena parte de ellas, al menos 23, estaban relacionadas con casos de violencia política, con denuncias sobre juicios injustos, confesiones forzadas y otras violaciones de los derechos. En Irán la mayoría de las ejecuciones estaban relacionadas también con la disidencia política y contra minorías étnicas.

Estados Unidos fue el único país del continente americano en el que se llevaron a cabo ejecuciones en 2020. En julio Trump autorizó la primera ejecución federal en 17 años.

Informe completo

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí