Últimas Noticias

Pedro Alonso asegura que la malaria podrá ser erradicada, pero antes hay que controlarla

La Organización Mundial de la Salud presenta los resultados de un análisis sobre la malaria que ha abarcado tres años

El científico español Pedro Alonso, director del Programa Mundial contra la Malaria de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha asegurado que la malaria puede ser erradicada, pero antes será necesario lograr su control. Para ello son necesarios fondos, herramientas y voluntad política. 

El último informe en que se ha analizado la lucha contra la malaria en los últimos tres años tiene esa conclusión: primero es necesario el control de la enfermedad, por lo que no se puede aventurar una fecha para su erradicación. La clave, para Pedro Alonso, es el desarrollo de nuevos medicamentos, vacunas e insecticidas para mantener los casos y las muertes provocadas por la enfermedad «bajo control».

Después de una década de disminuciones significativas en el número de casos de malaria y muertes, los últimos datos de la OMS muestran que el progreso se está estancando.

La malaria afectó a 219 millones de personas en 2017 y mató a alrededor de 435.000 de ellas, la gran mayoría de ellas bebés y niños en los países más pobres de África.

Estos totales han cambiado poco desde 2016, pero los números de casos globales habían caído constantemente de 239 millones en 2010 a 214 millones en 2015, y las muertes de 607.000 a alrededor de 500.000 entre 2010 y 2013.

«Hoy día hay más países sin malaria y más países que registran menos de 10.000 casos de malaria al año, lo que significa que la eliminación en sus territorios está al alcance de la mano», según Abdourahmane Diallo, responsable de Roll Back Malaria, el grupo dedicado a combatir la enfermedad de la OMS. Sin embargo señaló que en algunos de los países más afectados los casos de malaria están aumentando, lo que demuestra la necesidad de «reactivar y acelerar el progreso».

Hay varios medicamentos disponibles para tratar con éxito la malaria, y las mosquiteras tratadas con insecticida han demostrado ser capaces de controlar los mosquitos y las infecciones. La farmacéutica británica GSK ha desarrollado una vacuna parcialmente efectiva, la primera del mundo contra la malaria, que se está aplicando en Ghana y Malawi y se llevará también a Kenia.

No es suficiente

El informe de la OMS deja claro que las herramientas actuales no serán suficientes para erradicar la enfermedad. Por ello la OMS insta a los científicos y a los financiadores a re-impulsar la investigación y el desarrollo de «herramientas y conocimientos transformadores» para controlar los mosquitos y crear vacunas y medicamentos más eficaces para prevenir y tratar la enfermedad.

También pidió un liderazgo político en la lucha contra la malaria, y que los fondos y el análisis de datos se utilicen en los lugares donde es probable que sea más efectivo.

Actualmente, menos del 1% de la financiación mundial para la inversión en investigación y desarrollo en salud se destina al desarrollo de herramientas para combatir la malaria.

«Nuestra prioridad ahora debería ser establecer las bases para un exitoso esfuerzo de erradicación en el futuro mientras nos protegemos contra el riesgo de fracaso que conduciría al desperdicio de grandes sumas de dinero, frustraría a todos los involucrados y causaría una falta de confianza en la capacidad de la comunidad de salud global para librar al mundo de esta enfermedad», concluye el informe.

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.