Nicaragua: los huracanes han dejado a medio millón de personas sin agua potable

0
63

Casi cuatro meses después del paso de los huracanes Eta e Iota en Nicaragua, alrededor de 500.000 personas no tienen acceso regular a agua potable y saneamiento, a pesar de los esfuerzos del gobierno y las organizaciones humanitarias. Se está trabajando en la reconstrucción de las infraestructuras dañadas además del suministro de agua, como escuelas o viviendas.

El Director Regional de UNICEF para América Latina y el Caribe, tras su visita a la zona, describió los daños como inimaginables: “El nivel de destrucción que dejaron estos dos huracanes, uno tras otro, va más allá de nuestra imaginación. Los barcos se alejaron a cientos de metros de la orilla, los árboles fueron arrancados y las casas se quedaron sin tejado». Ahora que comienza la estación seca, aumenta la preocupación por el acceso al agua, que hasta ahora podía ser recogida durante las lluvias. «El acceso limitado al agua potable puede exponer a los niños a mayores riesgos de diarrea y desnutrición en las próximas semanas”.

Alrededor de 1,8 millones de personas, incluidos 720.000 niños, todavía necesitan ayuda humanitaria, especialmente entre las comunidades indígenas de la costa norte del Caribe de Nicaragua. Las niñas, los niños y los adolescentes se encuentran entre los más afectados y más de 260 escuelas resultaron parcialmente dañadas o totalmente destruidas.

El año pasado UNICEF hizo un llamamiento de emergencia por más de 17 millones de dólares para brindar asistencia humanitaria a 430.000 personas, incluidos 120.000 niños. Hasta ahora, UNICEF solo ha recibido el 47 por ciento de la financiación necesaria.

 

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí