Los afganos tratan de borrar su historial digital

0
Los talibán podrían usar herramientas biométricas para identificar colaboradores del anterior gobierno o trabajadores de ONG

Temor a que las oficinas gubernamentales y las organizaciones humanitarias no hayan protegido sus bases de datos, poniendo en peligro a muchos afganos

Miles de afganos están preocupados por el acceso que puedan tener los talibán a sus historiales digitales o a los datos recopilados en ordenadores del gobierno, que podrían servir para rastrearles y localizarles. Muchos ya han borrado sus historiales digitales telefónicos y de redes sociales, pero hay temor generalizado, según informa Thomson Reuters Foundation, de que los datos personales en poder de la Administración no hayan sido protegidos suficientemente, lo que podría ponerles en peligro.

Uno de los mayores peligros para los que pueden ser objetivo de los talibán constituyen las herramientas digitales que se fueron incorporando a las Administraciones en los últimos años, como las tarjetas de identidad digital o los datos biométricos para, por ejemplo, votar.

Muchos ya han eliminado sus historiales de los teléfonos u ordenadores, aplicaciones de mensajería o incluso el historial de la música y vídeos que han visto o las fotos que han hecho, pero el temor a que el gobierno o las ONG no hayan hecho lo mismo es creciente.

identificación biométrica

En un reportaje elaborado por Thomson Reuters Foundation se ponen de manifiesto estos temores, corroborados por activistas digitales y organizaciones de defensa de los derechos humanos, como Human Rights First, que cree que podrían tener acceso a bases de datos que incluirían huellas dactilares, escaneo de iris y tecnología de reconocimiento facial.

Esta organización ha publicado de nuevo una guía de cómo eliminar el historial digital, que fue elaborada hace un año para proteger a los activistas de Hong Kong, que incluye instrucciones sobre cómo protegerse ante las herramientas biométricas. Algunas son sencillas de llevar a cabo, como mirar hacia abajo o disimular rasgos faciales con maquillaje, pero si hay escáneres de huellas digitales o de iris, y parece que los talibán disponen de ellos, la cosa se complica.

Entre los consejos básicos para eliminar el rastro digital: «Empiece haciendo una lista del contenido y las cuentas que desea eliminar y dónde se puede almacenar su información privada: correo electrónico, redes sociales, aplicaciones de chat, etc. Puede resultarle útil buscar su propio nombre en los motores de búsqueda para ver qué información personal está disponible públicamente» y cómo eliminarla. También ofrece enlaces de las principales redes sociales donde gestionar el borrado de datos. Sin embargo, hay temor de que no sirva ya eliminar el rastro digital si los talibán se tomaron la molestia de recopilar material obtenido de las redes sociales antes de la caída de Kabul.

Las personas que más peligro corren son las que han trabajado para los gobiernos anteriores o para ONG u organizaciones de derechos humanos.

En los últimos días los talibán van casa por casa buscando funcionarios del gobierno, ex miembros de las fuerzas de seguridad o empleados de ONG. También se han registrado casas de periodistas. Según algunos testigos, podrían estar usando aparatos de identificación biométrica para identificar personas.

 

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí