La República Democrática del Congo, al borde de una crisis humanitaria sin precedentes

0
134
La violencia y el hambre provocan una grave crisis en la RDC - FOTO: OXFAM

Los enfrentamientos armados, con miles de desplazados y refugiados y una grave crisis alimentaria acercan al país al abismo

Héctor Alonso

La cuarta parte de la población de la República Democrática del Congo, unas 27 millones de personas, se encuentra en situación de inseguridad alimentaria aguda, que según la FAO es cuando una persona no ha podido comer nada durante un día o más y además no tiene perspectivas de que la situación mejore.

La situación además se está agravando por los enfrentamientos armados en el este del país, que han provocado el desplazamiento de miles de personas y la llegada de 11.000 refugiados a Uganda en un solo día. Según ACNUR, se trata del mayor contingente de refugiados en un solo día desde hace más de un año. Uganda, que mantenía sus fronteras cerradas por la pandemia, ha aceptado a estos refugiados «por razones humanitarias». A su llegada al país se les aplica medidas para prevenir el covid y en colaboración con ACNUR se les proporciona alojamiento temporal. Uganda es, de hecho, uno de los países del mundo que más refugiados acoge y donde gozan de un mejor trato.

Las causas de la crisis alimentaria en la RDC son complejas: malas cosechas seguidas, desplazamiento por la violencia y colapso de las infraestructuras, entre ellas las del transporte de mercancías. Las medidas impuestas para combatir la pandemia han provocado una grave crisis económica, desabastecimiento, desplome de la moneda y han dejado aisladas enormes zonas del país.

La escasez de alimentos ha provocado además un alza en los precios de los alimentos básicos, haciéndolos aún más inaccesibles a la mayoría de la población. Según la FAO, el número de personas que se encuentran en esta situación de crisis alimentaria es el mayor de todos los países de los que se tienen datos. Y lo peor es que, según los análisis realizados por esta organización, la situación no solo no mejore en los próximos meses, sino que empeorará, especialmente en algunas regiones y entre los grupos de población más vulnerables, como son los niños y las madres embarazadas o lactantes.

Incluso en la capital, Kinshasa, una enorme ciudad de más de 17 millones de habitantes, la situación está complicándose, especialmente en los arrabales que la rodean, donde han buscado refugio miles de desplazados de otras regiones del país por la crisis alimentaria o la violencia.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here