La pandemia dispara la pobreza extrema en todo el mundo

0
159

Una de cada 33 personas necesitará ayuda alimentaria en 2021

Héctor Alonso

Una de las consecuencias más visibles de la pandemia por COVID-19 y que se prolongará en el tiempo es el enorme crecimiento de la pobreza extrema en todo el mundo. Según datos presentados hoy por Naciones Unidas, uno de cada 33 habitantes del planeta necesitará ayuda alimentaria para sobrevivir en 2021, un cuarenta por ciento más que en 2020.

La cifra de personas que se encontrarán en esa situación el año que viene superará los 235 millones. Las zonas más afectadas por ese aumento brutal de la pobreza son Siria, Yemen, Afganistán, República Democrática del Congo y Etiopía, según el informe Global Humanitarian Overview 2021, elaborado por la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (UNOCHA).

En un comunicado, el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, apuntó que la crisis no solo está lejos de terminar, sino que podría ser aún peor: «Los presupuestos dedicados a la ayuda humanitaria son cada vez más deficitarios según la pandemia empeora».  Y eso a pesar de que los países donantes entregaron una cifra récord en 2020 para la respuesta humanitaria: 17.000 millones de dólares, un seis por ciento más que el año anterior. Con esas aportaciones se pudo atender al 70 por ciento de las personas que necesitaban ayuda, pero para cubrir todas las necesidades hubiera sido necesario disponer de 35.000 millones de dólares, que también habría ayudado a mantener a los niños escolarizados.

En la situación actual Naciones Unidas es consciente de que los países ricos «pueden ver la luz al final del túnel. No ocurre lo mismo en los países más pobres».

Es especialmente preocupante que los avances contra la pobreza logrados en los últimos años están siendo arrasados por las consecuencias de la pandemia. La cifra de personas que necesitarán ayuda para sobrevivir en el próximo año es la más alta en décadas: una persona por cada 33. También ha crecido mucho el número de niños que han abandonado la escuela por culpa de la pandemia y que seguramente no regresarán: 24 millones, de los cuales la mayoría son niñas, lo que tendrá un impacto incalculable en el desarrollo futuro de sus países.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here