El fuerte aumento del matrimonio infantil, otra de las consecuencias de la pandemia

0

Se celebrarán 13 millones más de matrimonios forzados hasta 203o

Una de las consecuencia de la pandemia por COVID-19 será un fuerte aumento del número de matrimonios infantiles, una lacra que se estaba reduciendo gracias a la presión internacional. Por culpa de la crisis económica derivada de la pandemia, el número de matrimonios infantiles podría crecer en 13 millones más entre 2020 y 2030.

La crisis empujará a muchas familias de los países más desfavorecidos a aceptar el matrimonio temprano de sus hijas, la mayoría sin haber acabado siquiera la educación primaria, como forma para evitar gastos u obtener dinero o bienes a cambio.

Las estimaciones del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) son que la COVID-19 interrumpirá los esfuerzos para poner fin al matrimonio infantil, lo que podría resultar en 13 millones de matrimonios infantiles adicionales entre 2020 y 2030 que de otro modo podrían haberse evitado. Este informe ha sido elaborado conjuntamente por las oficinas regionales del UNFPA y UNICEF en África oriental y meridional en el marco del Programa mundial para acabar con el matrimonio infantil. El informe describe cómo se ha interrumpido el programa en países como Etiopía, Uganda, Mozambique y Zambia.

En el informe se ofrecen alternativas y se describen las consecuencias de esta práctica. Las niñas que son sometidas a matrimonios forzados tienen unas tasas mucho más altas de mortalidad en el parto o después, y un alto porcentaje sufre secuelas físicas por ello. Además, la salida de las niñas del sistema educativo supone una pérdida considerable en la riqueza futura del país, ya que muchas no podrán acceder al mercado laboral o lo harán en condiciones de explotación y abuso.

 

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí