La ONU lanza un programa para ayudar a la población afgana

0
146
Hasta el 97 por ciento de la población de Afganistán está en riesgo de pobreza

Priorizará la ayuda a las mujeres y a los más vulnerables 

Héctor Alonso

Naciones Unidas pondrá en marcha un programa para canalizar las ayudas a la población de Afganistán, con unos índices de pobreza y crecientes necesidades que podrían derivar en el colapso del país. «Afganistán necesita asistencia humanitaria inmediata y ayuda para mantener la economía en funcionamiento. Es fundamental para garantizar que la gente tenga medios de vida y un futuro», afirmó Achim Steiner, responsable del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) durante la presentación del programa a la prensa en Ginebra.

El programa, llamado ABADEI, priorizará ayudas a empresas y microempresas que sean propiedad de mujeres, proporcionará dinero a los empleados, apoyará a las personas con discapacidad, ancianos y vulnerables con una renta básica temporal y proporcionará asistencia para reforzar las comunidades ante desastres naturales. Por ejemplo, rehabilitando los canales de riego y mejorando las infraestructuras para evitar inundaciones y destrucción de campos de cultivo.

Toda la asistencia se entregará a los beneficiarios directamente, tras llevar a cabo evaluaciones imparciales realizadas en cooperación con los líderes comunitarios locales e independientemente de las autoridades.

Casi toda la población en riesgo de pobreza

Según un estudio elaborado por el PNUD en el mes de septiembre, hasta el 97 por ciento de la población está en riesgo de caer bajo la línea de pobreza durante el año próximo a menos que se tomen medidas para evitarlo. Si eso sucediera, millones de personas se encontrarían en una grave crisis alimentaria.

Los fondos del programa ABADEI se nutrirán de aportaciones canalizadas a través del recién creado Fondo Fiduciario Especial para Afganistán, que procederán de la financiación interinstitucional y de aportaciones de miembros de la ONU. Por ejemplo, Alemania ha sido el primer país en responder a la petición y ya ha destinado 50 millones de euros al programa. Se espera que otros países, como Estados Unidos, Canadá y otros miembros de la Unión Europea sigan el ejemplo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here