Últimas Noticias

Golpe judicial a Trump: un juez bloquea su orden de no dar asilo a los migrantes

La decisión es de inmediata aplicación, se aplicará en todo el país y durará al menos hasta el 19 de diciembre

Héctor Alonso

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha recibido un varapalo judicial tras la decisión de un juez de bloquear temporalmente su orden que prohibía el asilo a migrantes que llegaran irregularmente al país a través de México. El juez federal Jon Tigar, de San Francisco, ha emitido una orden de restricción temporal contra las reglas de asilo de Trump, que durará al menos hasta el 19 de diciembre, cuando se ha fijado una audiencia para decidir si la orden se prolonga durante más tiempo.

La decisión del juez Tigar entra en vigencia de inmediato, se aplica en todo el país y se revisará el 19 de diciembre, cuando en una nueva audiencia se decidirá si se prolonga o no, algo probable dada la contundencia del juez, que aseguró que la orden de Trump viola la Ley de Inmigración de Estados Unidos.

La orden de Trump pretendía que solo se procesarían las solicitudes de asilo de los migrantes que se presentaran ante un punto de entrada oficial. Sin embargo, los puntos de entrada oficiales están bloqueados por las maniobras dilatorias que retrasan durante semanas las solicitudes de asilo. Sólo en Tijuana centenares de personas aguardan durante semanas, o incluso meses, a que tramiten sus solicitudes. La situación empeorará cuando llegue el grueso de la caravana de centroamericanos que viaja hacia esa ciudad, fronteriza con California.

La orden de Trump fue respondida por una demanda de varios grupos de derechos civiles, basada en que viola la Ley de Inmigración. El juez así lo consideró dejándola sin efecto. En su resolución el juez recordó que el Congreso había decidido que los migrantes podían solicitar asilo independientemente de la forma en la que hubieran entrado en el país. “El presidente no puede reescribir las leyes de inmigración violando una decisión del Congreso”, dice la sentencia.

Tigar es un juez federal, con plaza en San Francisco, y fue nombrado por el anterior presidente, Barak Obama.

En la audiencia celebrada la semana pasada, antes de la decisión del juez federal, la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos, una poderosa organización pro-derechos humanos, alegó que la orden de Trump era una violación de la Ley de Inmigración y Nacionalidad, que permite a cualquier persona que esté físicamente en Estados Unidos pedir asilo, independientemente de cómo haya llegado al país. Esa ley es la que se aplicaba, por ejemplo, a los balseros que llegaban a las costas de Florida.

Esta no es la primera medida anti-inmigratoria de Trump bloqueada por los tribunales, y en este caso coincide con la caravana de centroamericanos que se dirigen a la frontera entre México y Estados Unidos. Una caravana en la que viajan miles de niños y cuya vanguardia ya está llegando a Tijuana, la ciudad fronteriza entre México y California.

Maniobras dilatorias

Gracias a las órdenes de la administración de Trump, los inmigrantes se ven obligados a esperar incluso semanas en la frontera antes de poder presentar su solicitud de asilo, en una maniobra diseñada para entorpecer su intento de lograr la acogida en Estados Unidos. Estas prácticas han sido denunciadas por los activistas de derechos humanos.

Los activistas también han denunciado que México ha prohibido que los menores no acompañados rellenen las solicitudes de asilo, lo que impedirá que entren legalmente en Estados Unidos dejándoles completamente desprotegidos y vulnerables a todo tipo de abusos.

Algo que está causando alarma entre las organizaciones de derechos humanos es que el atasco actual en la frontera, provocado por dichas maniobras dilatorias, se agravará con la llegada de los miles de centroamericanos que viajan en la caravana. De hecho, su llegada ha comenzado a provocar tensiones, con gestos de rechazo de los locales hacia los recién llegados.

 

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.