¿Están siendo atacados los derechos de las mujeres?

La Conferencia Mundial Women Deliver de Vancouver (Canadá) analiza el retroceso de los derechos de las mujeres, sobre todo respecto del derecho al aborto

Thomson-Reuters Foundation. Miles de representantes de organizaciones y de gobiernos se han reunido esta semana en la mayor conferencia internacional sobre igualdad de género, Women Deliver, convocada en la ciudad canadiense de Vancouver, para analizar la situación de los derechos de las mujeres y la igualdad, o más bien, la desigualdad de género en aspectos como la educación, la salud, la violencia o los movimientos sociales.

Uno de los temas sobre los que más se ha hablado es el movimiento creciente en Estados Unidos para restringir el derecho al aborto.

Para Katja Iversen, presidenta de Woman Deliver, «estamos en un momento de retroceso contra los derechos de las mujeres en todo el mundo. Pero nos mantendremos firmes. Tenemos el poder de muchas personas y de la justicia, y no retrocederemos».

Justin Trudeau, presidente del país anfitrión aseguró que «el progreso puede dar marcha atrás. Lo estamos viendo». Kate Gilmore, Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU coincidió con Trudeau en que en muchos lugares del mundo se está asistiendo a un retroceso. Mabel Van Oranje, presidenta de Girls, not Brides (Niñas, no novias), una organización contra el matrimonio infantil, pidió a los asistentes a la conferencia que no le pregunten a ella si los derechos de las mujeres están en riesgo: «preguntadles a los 12 millones de niñas que contraen matrimonio cada año, privándolas de sus derechos humanos fundamentales y su capacidad para decidir su futuro».

La representante de la organización estadounidense Times Up Legal Defense Fund, Tina Tchen, una organización de defensa contra el acoso laboral, insistió en el retroceso que para los derechos de las mujeres es el intento de restringir el aborto, «un derecho constitucional fundamental para las mujeres, que es la capacidad de tomar decisiones por sí mismas sobre sus propios cuerpos. El progreso que parecía que habíamos conseguido está siendo atacado. Es una lección que nos demuestra que ningún avance es permanente y que debemos están constantemente alertas».

La Comisionada de Naciones Unidas para Salud y Crecimiento Económico Alaa Murabit, también alertó sobre el ataque que están sufriendo los derechos de las mujeres. «Ahora debemos mantenernos firmes en nuestros valores para luchar por la igualdad de género. Tenemos que poner fin a la exclusión violenta y sistemática de las mujeres del poder y trazar una línea roja en torno a temas no discutibles. Lo más importante es el control de las mujeres sobre sus propios cuerpos».

Nancy Northup, presidenta de la organización Center for Reproductive Rights, insistió en que a pesar del progreso de los últimos 25 años para liberalizar el aborto, el 41 por ciento de las mujeres en edad reproductiva viven en países con leyes restrictivas sobre el aborto. «Esto significa que casi 700 millones de mujeres no pueden ejercer su derecho fundamental a la autonomía sobre su cuerpo».

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.