Últimas Noticias
La Premio Nobel de Economía Elinor Ostrom

Entrevista con la Premio Nobel de Economía Elinor Ostrom sobre el cambio climático

“La forma de lograr un cambio global es empezar a tomar medidas a nivel local”

La gobernanza de los recursos naturales como la tierra cultivable, los océanos, los ríos y la atmósfera, pueden suponer un impacto y provocar algunas de las mayores crisis mundiales por sus consecuencias en sequías e inundaciones. La Premio Nobel de Economía, Elinor Ostrom, ha dedicado buena parte de su obra a estas cuestiones, especialmente a la gestión de los recursos de forma sostenible.

P: Usted ha sugerido un enfoque policéntrico en oposición a las políticas individuales a nivel mundial para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. ¿Podría explicar cómo funcionaría? ¿Cree usted que un enfoque similar podría servir para lograr el desarrollo sostenible a nivel mundial?

 

R: Hemos calculado el impacto de las acciones individuales sobre el cambio climático forma incorrecta y la necesidad de cambiar la manera en que pensamos acerca de este problema. Cuando las personas caminan en vez de conducir, por ejemplo, obtienen beneficios para su salud además de reducir las emisiones de gases invernadero. Cuando un constructor de un edificio nuevo incorpora aislamiento y optimiza el sistema de calefacción, incide en una emisión menor de gases de efecto invernadero y tiene un impacto inmediato tanto en su barrio como en todo el mundo.
Cuando las ciudades decidan reformar sus sistemas de energía a fin de producir menos emisiones de gases de efecto invernadero, estarán reduciendo la cantidad de contaminación en la región local, así como las emisiones de gases de efecto invernadero en el mundo. En otras palabras, el punto clave es que con múltiples acciones se produce un gran efecto. Hasta ahora se había subestimado la importancia de los efectos locales, de las acciones pequeñas o individuales, pero que unidas tienen un impacto considerable. La forma de lograr un cambio global es empezar a tomar medidas a nivel local.

P: Muchos países, incluyendo China e India, creen que también tienen derecho a crecer, y que ello implica quemar carbón, para llegar al mismo nivel que el mundo desarrollado ¿cómo se puede hacer para que cambien esa mentalidad sin comprometer su derecho al desarrollo?

R: Puede que no seamos capaces de convencer a la India y a China. Parte de mi desánimo es que nos hemos estancado en batallas sobre quién causó el cambio global y quién es responsable. Mientras tanto, si no se toman medidas, la cantidad de gases de efecto invernadero emitidos a nivel global se va haciendo cada vez mayor. Con la adopción de medidas a nivel local podremos marcar una diferencia, y debemos hacerlo.

P: ¿Cree usted que el desarrollo sostenible no ganará adeptos mientras se siga dirigiendo a los gobiernos, en un enfoque de arriba abajo? ¿Se volverá a repetir el error de Río+20? ¿Qué haría usted si la convocan a una reunión entre gobiernos?

R: Sí, creo que si nos dirigimos sólo a los gobiernos tendremos menos éxito. Las acciones que reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero deben ser tomadas por los individuos, comunidades, ciudades, regiones, Estados y después todo el Mundo. Sin embargo, es importante que los políticos reconozcan que se puede llegar a acuerdos internacionales para reducir las emisiones a nivel nacional.

P: Usted es una firme defensora de la capacidad de la gente común para organizar y utilizar los recursos compartidos con prudencia, pero eso no funciona siempre. ¿Cree que la acción colectiva desde la base de una sociedad puede forzar el cambio hacia arriba? Es decir, ¿pueden los ciudadanos impulsar la adopción de medidas desde la base?

R: Yo creo en las capacidades de las personas para organizarse a nivel local. Eso no quiere decir que siempre lo hagan. Sin embargo, la gente conoce, a pequeña escala, lo detalles de los problemas y pueden organizarse para hacerles frente en vez de llamar a las autoridades para que se los resuelvan. Las autoridades muchas veces no tienen la información detallada sobre los problemas a pequeña escala a los que se enfrentan los ciudadanos todos los días. Por lo tanto, las soluciones que puedan adoptarse por la población local pueden ser más imaginativas y eficaces.

P: Este enfoque probablemente funciona mejor en un entorno rural donde, donde puede haber un sentimiento de responsabilidad compartida en el cuidado de los recursos comunes, pero ¿cómo conseguir este sentimiento en un entorno urbano?

R: Para resolver estos problemas en cualquier escala es necesaria la confianza. Es decir, confiar en que los demás también van a contribuir a su solución. Fomentar la confianza no es algo que se pueda lograr de un día para otro. Por lo tanto, lo fundamental es que los esfuerzos exitosos a escala local sean difundidos, que se conozcan por todo el país.
Las asociaciones en comunidades locales han llegado a soluciones muy creativas para enfrentarse a problemas medioambientales. Eso  no quiere decir que las soluciones que han funcionado en un lugar funcionen en los demás, pero sí sirve la forma de adoptar las soluciones: trabajar para que las soluciones se adapten al entorno local, conocer las características socio-ecológicas de los problemas para lograr soluciones locales.

P: Hay comunidades enteras en Níger que se han visto obligadas a abandonar sus tierras para siempre por culpa de la sequía. ¿Cómo podemos motivar a la gente de otros países, a los gobiernos, a Europa, Asia o EEUU para que piensen en esas personas que se han visto obligadas a marcharse de sus casas como propias?

R: No hay una respuesta simple a esta pregunta. En estos casos las iglesias, las ONG, desempeñan un papel importante en difundir los problemas de la población de Níger y de otros países en desarrollo a los que están ayudando para que la gente de Europa y América sepan lo que está pasando. A veces se trata de un problema de corrupción a nivel gubernamental en los países en desarrollo, donde a veces el dinero de las ayudas no llega a sus beneficiarios. Tenemos que repensar la forma de organizar la ayuda a múltiples escalas con el fin de reducir la probabilidad de algunas personas usen su cargo público para beneficio privado.

P: ¿Ve usted que el mundo se esté moviendo al unísono hacia la sostenibilidad en los próximos cinco años? ¿Cree usted que el mundo está dispuesto a asumir esta cuestión y especialmente ahora, cuando estamos en una recesión?

R: No, no veo que el mundo se mueva al unísono. Veo algunos movimientos en todo el mundo que son muy alentadores, pero no son los mismos en todas partes. Tenemos que dejar de pensar que tenemos que movernos todos al mismo tiempo en todas partes. Tenemos que ser capaces de reconocer  la complejidad de los diferentes problemas a los que se enfrentan una amplia diversidad de regiones en todo el mundo. Las soluciones realmente grandes que trabajan en un entorno no funcionan en otros. Tenemos que entender por qué, y encontrar formas de aprender de los buenos ejemplos y de los malos ejemplos para avanzar.


Entrevista realizada por UN Office for the Coordination of Humanitarian Affairs
Traducción: ActualidadHumanitaria.com

 

 

 

 

 

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.