El secretario general de la ONU pide el acceso a las vacunas contra la COVID-19

0
131
Solo el 5 por ciento de los africanos están vacunados del COVID-19. El 50 por ciento de la población mundial solo ha recibido una dosis

Ya se han superado los cinco millones de muertes en todo el mundo

Héctor Alonso

El secretario general de la ONU, António Guterres, ha hecho una petición a los líderes del G20 reunidos en Roma este fin de semana para que aborden el acceso de las vacunas contra la COVID-19, inaccesible para la mayoría de la población, coincidiendo además con la superación de la cifra de cinco millones de muertos en todo el mundo a causa de la pandemia.

«Hoy, la familia humana cruza un nuevo umbral doloroso: cinco millones de vidas perdidas por COVID-19. Estos no son números en una página, son madres y padres, hermanos y hermanas, hijas e hijos… Vidas truncadas por un virus que no respeta fronteras», ha recordado Guterres, que lo ha calificado como «una vergüenza mundial».

Esos cinco millones de fallecidos son un recordatorio «devastador», añadió el secretario general de la ONU «de que le estamos fallando a gran parte del mundo». En efecto: mientras en los países más ricos se ha alcanzado ya el límite de la población inmunizada completamente -con países como España con casi el 80 por ciento de la población totalmente vacunada-, en África solo el 5 por ciento de su población, que supera los 1.387 millones de personas, han recibido la pauta completa. Además, en muchos de los países ricos ya se están aplicando terceras dosis, cuando la mitad de la población mundial no ha recibido aún ninguna dosis: según los últimos datos, solo el 50 por ciento de la población total mundial ha recibido al menos una dosis.

Guterres ha recordado que conforme se va alargando la inmunización total de la población crece el riesgo de que aparezcan nuevas variantes, además de aumentar la mortalidad por otras enfermedades en países cuyos sistemas de salud se están viendo sobrepasados por la presión de la pandemia, con hospitales colapsados, personal exhausto y falta de financiación, medicamentos, tests o equipos de protección o de suministro de oxígeno.

Estamos, según Guterres, sumidos en la desinformación, el acaparamiento de vacunas y la falta de solidaridad global.

Guterres pidió a los líderes mundiales que apoyen la Estrategia Mundial de Vacunación que lanzó la ONU con la Organización Mundial de la Salud hace un mes, por la que se pretende que a final de este año al menos el 40 por ciento de la población mundial esté completamente inmunizada y a mediados de 2022 se haya alcanzado al 70 por ciento de la población.

Pare ello es necesario, recordó el máximo mandatario de la ONU, que los países ricos asuman los déficits de financiación necesaria y se coordinen para lograr ese objetivo. La pandemia es global y no se le podrá poner fin si no se aborda como un objetivo de todos.

Otras organizaciones, como UNICEF o Amnistía Internacional, que ha reunido a una coalición de más de 75 organizaciones bajo el nombre de Alianza Popular de Vacunas, así como diversas personalidades internacionales,  han hecho peticiones similares aprovechando el eco mediático de la reunión del G20

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here