El Aquarius busca puerto para más de 141 rescatados

En dos operaciones de salvamento el buque Aquarius, fletado por SOS Méditerranée y Médicos Sin Fronteras (MSF), rescató a 141 personas ayer domingo, que esperan ser descargadas en un puerto seguro. Las organizaciones que fletaron el barco, que ya ha rescatado a más de 29.000 personas desde 2016, han solicitado -y han sido apoyadas por numerosas organizaciones humanitarias- un puerto donde arribar y desembarcar a los migrantes.

Este domingo, tras rescatar a más de 130 migrantes frente a las costas libias, el Aquarius puso rumbo hacia Europa, pero los guardacostas libios llamaron por radio para pedirles que rescataran a los tripulantes de un bote que corría riesgo de naufragar. En él viajaban 10 migrantes que finalmente fueron rescatados por el buque.

Tras los rescates, el Aquarius pidió puerto para trasladar a los migrantes.

El Aquarius lleva funcionado en el Mediterráneo central desde principios de 2016, período en el que rescatado a más de 29.000 personas, la mayoría de las cuales fueron trasladadas a Italia sin ningún tipo de impedimento. La cosa cambió tras la llegada de Matteo Salvini al gobierno de Italia en junio, cuando decidió cerrar los puertos italianos a los migrantes trasladados por los buques humanitarios.

Salvini no sólo está impidiendo la llegada de buques con migrantes o náufragos, sino que ha acusado a las organizaciones humanitarias que trabajan en el Mediterráneo de ser contrabandistas de personas.

El pasado mes de junio el Aquarius recogió 629 migrantes, incluyendo decenas de niños y siete mujeres embarazadas, pero Italia y Malta se negaron a dejarlo atracar, lo que provocó una disputa en el seno de la Unión Europea sobre la política de inmigración.

Finalmente el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, tomó la iniciativa y aceptó la llegada de los migrantes. En esta ocasión el Aquarius aguarda que algún país acepte su llegada. Malta ya ha dicho que no aceptará el buque, al igual que Italia.

SOS Méditerranée y MSF acusaron el domingo a la guardia costera libia de poner en peligro vidas al no comunicar al Aquarius que había barcos cerca de allí que estaban en peligro. Aseguraron también que otros barcos en el área aparentemente habían ignorado a los migrantes.

“Los barcos pueden no estar dispuestos a responder a las personas en peligro debido al alto riesgo de que se les niegue un puerto seguro”, dijo  Aloys Vimard, coordinador del proyecto de MSF a bordo del Aquarius.

“Las políticas diseñadas para evitar que las personas lleguen a Europa a toda costa están provocando más sufrimiento y obligando a quienes ya son vulnerables a realizar viajes cada vez más arriesgados”.

Desde 2014 han llegado a Italia más de 650.000 inmigrantes, pero el número de nuevas llegadas se ha desplomado durante el año pasado, y Roma anima a los guardacostas libios a llevar a cabo la mayoría de los rescates.

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.