Últimas Noticias

Difteria, una nueva amenaza para Yemen

Tratando a un niño con difteria. Foto: Médicos Sin Fronteras

El sistema de salud de Yemen, destrozado por la guerra, y aún no recuperado por la epidemia de cólera, se enfrenta a un brote de difteria

Los casos de cólera, después de alcanzar su nivel máximo, están empezando a bajar, pero la catastrófica situación del país, con el sistema de salud destruido tras años de guerra, se enfrenta ahora a una nueva amenaza: la difteria. Hasta el 4 de diciembre se han reportado 318 casos sospechosos de esta enfermedad, y 28 muertes. La mitad de los casos sospechosos y el 95% de los fallecidos son niños menores de 14 años.

La difteria es una infección bacteriana contagiosa y potencialmente mortal que se puede prevenir mediante vacunación. Se trata de una enfermedad erradicada en la mayoría de los países del mundo gracias a las campañas de vacunación infantil. En Yemen, el último caso registrado fue en 1992, pero la guerra y el bloqueo al que está sometido el país ha hecho que la enfermedad resurja: faltan vacunas y los pacientes no tienen combustible para viajar a los pocos centros de salud que aún funcionan en Yemen.

Uno de los problemas a los que se enfrentan los trabajadores sanitarios de Yemen es cómo identificar y tratar una enfermedad que jamás habían visto. Para ser tratados, según explica el doctor Poncin, coordinador de Médicos Sin Fronteras en Yemen, hace falta aislar al paciente y tratarle con antibióticos y antitoxinas, recursos que escasean en Yemen.

Para hacer frente al brote, MSF, junto con la OMS, está adquiriendo la mayor parte de la antitoxina que todavía está disponible en todo el mundo y más antibióticos. MSF también ha formado un equipo de respuesta rápida para estudiar e identificar casos sospechosos en las comunidades y proporcionar profilaxis a las personas en contacto con un paciente con difteria.

El 11 de diciembre, MSF abrió una Unidad de tratamiento de la difteria en el Hospital Nasser en la ciudad de Ibb, y está en el proceso de apoyar a otros dos en los hospitales Yarim y Jiblah, el último con capacidades de la Unidad de Cuidados Intensivos. También se establecerá un sistema de derivación de ambulancia para transportar los casos sospechosos al hospital. MSF también apoyará el transporte de muestras a un laboratorio para confirmar mejor los casos y llevar a cabo actividades de promoción de la salud para alertar a las comunidades sobre la difteria. Mientras tanto, MSF también está estableciendo una unidad de cuidados intensivos en el hospital de Sadaqa, Aden, donde se registraron 14 casos, lo que resultó en 4 muertes.

“Hemos estado visitando casas donde seis o más personas desplazadas viven en condiciones muy estrechas. En tales situaciones, no hay formas de aislar adecuadamente los casos, y crea las condiciones perfectas para que la difteria se propague. Aislar y tratar a los pacientes, ofrecer cuidados preventivos para las comunidades afectadas y aumentar la conciencia pública es por lo tanto crucial para detener la propagación de la difteria “, dice Poncin. “El sistema de salud de Yemen no puede permitirse otro brote”.

Imprimir
Comentarios: 1

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.