Últimas Noticias

COVID-19: África aprovecha las lecciones aprendidas del ébola

Gracias a los sistemas de salud comunitarios creados para luchar contra el ébola se podrá detectar y prevenir la extensión del coronavirus

La experiencia obtenida tras la lucha contra la epidemia del ébola puede ser muy valiosa en la lucha contra el COVID-19 en África Occidental. Durante la epidemia que se extendió por los países de África Occidental entre 2014 y 2017 y que mató a más de 11.000 personas, se establecieron sistemas de salud comunitarios, incluso en apartadas aldeas, que ahora están siendo usados para prevenir a la población contra el COVID-19.

Gracias a esos sistemas de salud comunitarios se podrá detectar y prevenir la extensión del coronavirus y preparar a la población.

Durante la lucha contra el ébola se capacitó a trabajadores comunitarios para verificar síntomas entre la población y recopilar y trasladar la información en lugares donde no hay acceso a internet. Ahora, con la colaboración de la Organización Mundial de la Salud (OMS) esos trabajadores han sido capacitados para identificar síntomas de la enfermedad provocada por el coronavirus. También para educar a su comunidad en medidas de prevención.

Ya hay casos de la enfermedad provocada por COVID-19 en 43 países africanos, con 2.400 casos registrados, la mayoría en zonas urbanas. El temor es que se extienda en zonas rurales apartadas o sin recursos sanitarios. En Senegal cuentan con una red de 400 grupos de vigilancia comunitaria que suman 90.000 personas. Todos están siendo capacitados para transmitir información sobre prevención. También enviarán alertas cuando identifiquen casos.

La experiencia del ébola demostró que esos agentes de salud fueron determinantes para que el ébola no se extendiera en Senegal: solo se registró un caso. Los vecinos de las zonas remotas se fían de ellos y su trabajo es muy efectivo: van puerta a puerta informando y recopilando información. También lograron vencer el discurso erróneo de los líderes religiosos y de los curanderos tradicionales.

La prevención, sin embargo, no se ha limitado a los países que sufrieron la epidemia de ébola -Liberia, Sierra Leona y Guinea-: la OMS ha colaborado para capacitar personal en 36 países, no solo para transmitir información y detectar casos, también para que el propio personal comunitario y el personal sanitario se mantengan protegidos de los contagios. La baja proporción de sanitarios respecto de la población hace que cada profesional de la salud sea insustituible.

Imprimir
Comentarios: 1

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0

Tu carrito