Últimas Noticias

Contra Bunbury y otros imbéciles

Héctor Alonso 

Héctor Alonso

En una ocasión preguntaron a Richard Dawkins (autor, entre otras obras, de El gen egoísta) que por qué se negaba a debatir con creacionistas -una corriente muy poderosa en Estados Unidos que defiende la interpretación literal de la Biblia sobre la creación del Universo, y que trató de prohibir la enseñanza del evolucionismo en las escuelas del Sur del país-. Dawkins respondió citando al científico Robert May, padre de la Teoría del Caos: “quedaría muy bien en sus curriculum, pero no tanto en el mío”. Con esta chanza quería explicar que un científico no debe debatir nunca con personas que mantienen teorías acientíficas y que son demostradamente falsas, porque supondría darles una relevancia que no deben tener. 

Todo esto viene a cuento de la polémica iniciada por algunos cantantes -Miguel Bosé, Bunbury- y por el presidente de la Universidad Católica de Murcia, José Luis Mendoza, quienes aseguran que el coronavirus causante de la COVID-19 es un invento y que detrás de la búsqueda de la vacuna hay una intención oculta de Bill Gates y Soros, dueños de la OMS, según ellos, para dominar el mundo insertándonos un chip que nos controlaría. El presidente de la UCAM añadió que “es obra del anticristo”.

Detrás de las declaraciones delirantes de estos tres individuos, que podrían ser tomadas a broma como los desvaríos de tres ignorantes, subyace el rechazo a un avance científico que ha salvado millones de vidas en las últimas décadas: las vacunas. Lo preocupante es que este rechazo a las vacunas es creciente y las teorías -demostradamente falsas- de que las vacunas producen autismo han hecho y hacen mucho daño. En 2017, según datos de la OMS, se registraron 6,7 millones de casos de sarampión en el mundo, con 110.000 muertes. En 2019 los casos se multiplicaron por 10 en África, por tres en el Pacífico Occidental, por dos en Europa y un aumentaron en un 15 por ciento en el continente americano y el Sureste Asiático. Y esto a pesar de que existe una vacuna eficaz, barata y accesible.

Bosé escribió en twitter un delirante hilo en el que negaba la existencia del coronavirus y acusaba a GAVI, una “farmacéutica” según él propiedad de Bill Gates -no es una farmacéutica, sino una alianza para proporcionar vacunas a países en desarrollo-, de pretender inocularnos un chip para controlarnos en cuanto la tecnología 5G se extendiera por todo el mundo. Todo en un hilo: enfermedad inventada, conspiración de Bill Gates para dominar el mundo, y rechazo a la tecnología 5G, que está más extendido de lo que creemos: en el Reino Unido y Estados Unidos se han destruido antenas en la creencia de que han provocado la pandemia. 

Bunbury se sumó a esta cuerda de locos retuiteando una ilustración en la que se llama a actuar contra Bill Gates. Para responder a las críticas que ha recibido en las redes sociales acaba de publicar un post en el que apela a la libertad de expresión y acusa a quienes le critican de hacerle “bulling” y “lapidarle” por pensar distinto. Dice que todas las opiniones son debatibles, pero acto seguido insiste en las intenciones ocultas de Bill Gates, “demostrables” según dice, si buscas en Google.

A mí me vacunaron de la polio, como a tantos otros niños, en el colegio. En mi generación prácticamente no hubo más casos de polio, pero conozco personas, pocos años mayores, que no fueron vacunados y hoy día arrastran las secuelas. Bosé, Bunbury y los antivacunas deberían preguntarse por qué hoy no se ven niños con una pierna más corta que otra por la calle o en los parques infantiles o por qué ya no muere gente de viruela -mataba al 30 por ciento de los enfermos antes de la vacuna-. 

Deberían visitar algún país africano para ver cómo las madres caminan a veces durante días para llevar a sus hijos a los puntos de vacunación, arriesgándose en el trayecto a ser asaltadas. Lo hacen porque quieren que sus hijos vivan.

El peligro de estos irresponsables no son sus ideas disparatadas, sino los millones de seguidores que tienen en todo el mundo. Dawkins tiene razón: no hay de debatir con ellos. Lo que hay que hacer es dejarles sin argumentos, demostrar que se equivocan desmintiendo sus disparates. No, Bunbury y Bosé, esto no va de libertad de expresión: nadie os la niega. Esto va de responsabilidad y mi derecho y mi libertad de expresión me permite llamar imbécil al que dice imbecilidades.

@hdelosrios2

Imprimir

Comentarios: 17

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. ¿Hablas de la Polio? Enrique Bunbury te puede dar lecciones de la polio, enfermedad a la que da fondos en una asociación en Zaragoza . Este es el nivel del periodismo en este país…

  2. Enrique Bunbury es una persona altamente inteligente y si, le creo
    Hasta ahora YO no he conocido en primera segunda tercera cuarta quinta sexta … persona de alguien con coronavirus de viruela si, yo mismo la tuve .
    No te creo más inteligente que Enrique por nada. Lee informate y sobre todo ten sentido común y no veas la televisión
    De nada.

  3. Me parece increíble difamar e insultar a alguien cuando piensa diferente.Lo de la cospiración lo hemos oído en muchos sitios pero ,claro,lo dice alguien públicony se le lapida.Flaco favor haces al periodismo con tus ataques dictatoriales.Llamar imbécil a alguien por retwitear una foto es para hacérselo mirar.

  4. A tenor de sus últimos comentarios, en los que niega debate y prácticamente incita a un desprecio, odio y machaque desmedido contra argumentos que ni siquiera rebate… No se quien es más imbecil.

    Su artículo resulta deplorable, totalmente subjetivo, y no aporta más que cizaña y veneno.
    Bunbury, que emitió un comunicado recientemente en su Twitter, habló con elegancia, respeto y sosiego, algo que usted aquí se pasa por el forro. Algo curioso, teniendo en cuenta que escribe en una web llamada Actualidad humanitaria. Desconfiaré bastante del humanitarismo de aquel que se proclama defensor de la verdad con argumentos propios de un intolerante miembro de un ministerio de la verdad orwelliano.

    Por otra parte, la argumentación esgrimida por aquellos que sospechan de Bill Gates viene dada por declaraciones publicas del susodicho, de la fiabilidad de las vacunas de su fundación (cita a países africanos y debería saber que ciudadanos de aquellos han sido los primeros en decir NO a la vacunacion orquestada por Mr Gates, por no hablar de la demostración empírica por parte del presidente de Tanzania de la no fiabilidad de los tests para detectar la enfermedad).
    Hay médicos de todo el mundo proponiendo diferentes visiones al enfrentamiento a este problema de índole sanitaria (que parece más político viendo el percal) desde Rashid Buttar, a Pablo Goldsmith, biólogos como Bruce Lipton o escritores como Vernon Coleman.

    Por otra parte, la Red 5G ha sido cuestionada por la peligrosidad en la emisión de sus frecuencias a más de 60ghz. Y es algo que lo dicen desde técnicos de antenas a profesores de física universitarios. No es ningún delirio, está refutado científicamente, y varias de las personas que he citado sostienen lo mismo.

    Su mirada crítica ofrece puntos de vista tremendamente validados desde el punto de vista científico, lejos de cualquier tipo de conspiración (término empleado para desacreditar mucho últimamente, sin pararse a escudriñar que hay detrás de tanto supuesto delirio)

    La ciencia se nutre de procesos y perspectivas múltiples, que ofrezcan diferentes soluciones a un mismo problema, con el fin de hallar el que mejor resultado ofrezca. Nunca una unidad de pensamiento y dogmatismo exacerbado ha garantizado avances notables, al contrario.
    Cerrar la puerta y acallar aquellas voces que pudieran estar brindando oportunidades, pese a que puedan parecer estrambóticas, sin refutar sus argumentos, contrastarlos y sopesar sus motivos y orígenes, sólo lleva al fracaso.
    De la ciencia, de la política, y del progreso.

    Por lo tanto, le recomiendo que calme su hinchazón de vena y propagandismo unidimensional, se relaje, y antes de «opinar», si es que puede llamarse a su texto «opinión», infórmese de lo que escribe, y de los argumentos que abanderan aquellos a los que dispara su ponzoña.
    Brindará con ello una base refutada de contraste que ofrecerá a sus lectores una buena dosis de cordura.
    Si por el contrario persiste en su diatriba de odio e insulto para obtener el aplauso fácil, le deseo la mejor de las suertes. Cuídese, internamente debe de tener una enfermedad bastante peor que el covid 19: el fanatismo.

    Un saludo

  5. A ver puto gilipollas analfabeto, Bunbury no ha negado nada, primero lee y luego insulta si es necesario para abrir los ojos, imbécil, luego verás que él sólo compartió una imagen. Si eres un extremista intolerante que no admite debates ni se plantea preguntas es tu problema ya que es tu problema tener una mente miserable y vivir encerrado en tu mundo atacando a quien piensa distinto a ti. Imbécil sí, y con mayúsculas.

  6. Internet está ahí para quien quiera, y esas teorías conspirsnoicas o no llevan ahí desde antes de esta pandemia. Ningún seguidor de Bunbury va a volverse antivacunas por un retuit.
    Retuitear una foto no es decir imbecilidades es Retuitear una foto. Decir imbecilidades es escribir con el pretexto de ser periodista y sin informarse de lo que se está hablando.

  7. No sé lo que habrá leído usted de las declaraciones, pero ambos vienen a decir claramente, que no textualmente, que piense usted por si mismo. Y añado yo «en vez de ser la voz de su amo». Aquí tiene usted otro «imbécil» para embestir, por si le resulta aburrido lo otro, mucho menos español y castizo, de pensar.

  8. Ya te desahogaste? Yo también quiero pelear e insultar a la gente cuando estoy molesto. Pero he aprendido a mejorar mis conductas. Deberías intentarlo

  9. «señores», esas inteligentes personas, como Bunbury, M. José, el presidente de la UCAM y tantas otras personas, despiertas, que se molestan en informarse, en lugar de Desinformarse, a mi parecer, TIENEN TODA LA RAZÓN DEL MUNDO, mal que les pese.
    Grandes valientes Bunbury, M. José y el ilustrado presidente de la Universidad Católica de Murcia han demostrado ser, poniendo en juego sus carreras y sus vidas enteras al hacer tales declaraciones en público.
    Únicamente tienen que buscar Un Poco en los medios de información alternativos; investigadores, Informadores, escritores de la talla de David Parcerisa, JL, , Emilio Carrillo, plataforma de Buscadores como Pandora, La Resistencia, y tantas y tantas otras voces de información que comulgan con este grande destape de información de verdad; sólo tienen que mirar por ustedes y escuchar leer y nutrirse de esa verdadera y dura realidad, la cual, tiene una , muy facil solución Qué sólo depende de nosotros, pero para ello, deben primero de Informarse.
    Ya basta de Mentiras; gracias a Dios, ya somos muchísimas las personas que estamos despertando a éste gran engaño al que nos han sometido y todavía nos quieren someter aún peor en un futuro muy cercano.
    Yo no me estoy inventando nada, sólo busquen la información ahí fuera, en Internet.
    Informense!!!
    Y estas

  10. La información está al alcance de todos. El que quiera mirar para otro lado que lo haga, pero eso de insultar a los que si están informados no lo veo normal.

  11. Imbécil es el que insulta gratuitamente, peor aun cuando compara hechos sin ninguna relación. Miguel Bosé es un militante de la conspiranoia, Bunbury simplemente retwitteó un par de imágenes. No crucemos los límites de la educación con tanta facilidad, por favor.

  12. Muy bien descrito. No sé puede ni deber dar alas a personajes que utilizan su crédito mediático para inocular veneno y e ideas delirantes entre una humanidad inconsiste.

0

Tu carrito