Últimas Noticias

Boko Haram ha secuestrado a más de 1.000 niños y niñas desde 2013

Las niñas que han conseguido escapar hablan de violaciones. Los niños son obligados a combatir

Los combatientes islamistas de la milicia nigeriana Boko Haram han secuestrado a más de 1.000 niños y niñas en la zona noroeste del país desde 2013, según ha informado UNICEF. Las razones por las que secuestran a niños y niñas es para crear temor y demostrar su poder, dice UNICEF, cuando se cumple el cuarto aniversario del secuestro de 276 niñas en una escuela de Chibok, que provocó la indignación mundial y una campaña internacional para exigir su liberación. Aún se desconoce el paradero de 100 de esas niñas, y se cree que algunas podrían haber muerto.

Uno de los objetivos de Boko Haram es la infancia. Hasta el momento se han documentado más de 1.000 casos verificados de secuestros, aunque la cifra sea seguramente mayor. 

Los testimonios recogidos por UNICEF de niños que pudieron regresar son impactantes: niñas que fueron obligadas a casarse con combatientes y fueron repetidamente violadas. Algunas pudieron regresar, muchas con niños nacidos durante su secuestro. Estas chicas viven ahora en campos de desplazados internos, donde se ven sometidas a discriminación y rechazo por haber sido “esposas de Boko Haram”. Muchos niños se convierten en “niños soldado” y son integrados en la milicia.

El otro objetivo contra el que lucha Boko Haram es la educación: desde que esta milicia islamista comenzó sus actividades hace casi diez años ha asesinado al menos a 2.295 maestros y ha destruido más de 1.400 escuelas.

A pesar de que el conflicto en Nigeria entra ya en su décimo año, no parece que vaya a finalizar. El pasado mes de febrero una facción de la milicia secuestró a más de 100 colegialas en la ciudad de Dapchi, una región que hasta ese momento no se había visto afectada por el conflicto. Un mes después la milicia liberó a la mayoría de las niñas, tras obligarlas a convertirse al Islam. Cinco murieron durante el secuestro y una aún sigue retenida por su negativa a convertirse. 

El actual presidente, Muhammadu Buhari, elegido en 2015, prometió acabar con Boko Haram, y aunque la milicia islamista ha sido expulsada de muchas zonas del norte del país, el conflicto no está ni mucho menos en vías de terminar. 

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *