Últimas Noticias
Alojamiento precario dos años después del terremoto

Abusos en ONG: en 2017 fueron despedidos al menos 124 trabajadores por mala conducta sexual

  • Varias ONG “no saben/no contestan”
  • El gobierno británico da diez días a todas las organizaciones que reciben fondos públicos para que informen sobre posibles abusos

Héctor Alonso

Más de 120 empleados de importantes organizaciones humanitarias internacionales fueron despedidos o perdieron sus empleos el año pasado debido a una conducta sexual inapropiada, según una encuesta exclusiva realizada ayer como parte del seguimiento del escándalo provocado por el comportamiento de algunos trabajadores de Oxfam, cuando se supo que varios, incluido el jefe de Misión en Haití, habían pagado por sexo e incluso organizado orgías en la oficina de la organización en Puerto Príncipe.

A raíz de la iniciativa #MeToo, en la que actrices contaban cómo habían sido víctimas de acoso y abuso, la Fundación Thomson Reuters pidió a finales de 2017 a 21 organizaciones humanitarias de carácter internacional que revelaran detalles de la conducta sexual inapropiada por parte de su personal que hubieran tenido como resultado el despido.

La primera parte de la encuesta, publicada la semana pasada, reveló que sólo seis de las diez agencias contactadas inicialmente en noviembre estaban dispuestas a contestar. Entre ellas Save the Children, Oxfam y Médicos Sin Fronteras (MSF). Aquellos que no respondieron o no pudieron proporcionar cifras completas se les preguntó nuevamente esta semana, además de a otras once organizaciones, con lo que la encuesta abarca a 21 organizaciones, las más importantes del mundo y muchas con sede en el Reino Unido.

En esta segunda ocasión respondieron diez, revelando que sólo en 2017 despidieron a 61 trabajadores o no renovaron sus contratos debido a conducta inapropiada, que se sumaron a las 63 personas que ya se sabían que habían sido despedidas por este motivo, sumando un total de 124 despidos o no renovaciones por este motivo.

Podrían perder los fondos públicos

A raíz de estas revelaciones, Gran Bretaña y la Unión Europea están revisando los fondos que se concedieron a Oxfam, una de las mayores ONG del mundo. Ayer mismo la ministra británica de Ayuda, Penny Mordaunt, dijo que los directores de Oxfam habían engañado a los proveedores de fondos, tras saberse que su director en Haití había reconocido haber pagado prostitutas. El castigo por parte de los donantes está siendo fuerte: más de 7.000 personas que contribuían con donaciones regularmente se han dado de baja en los últimos diez días. La ministra ha dado diez días a las otras organizaciones que reciben fondos públicos para que den información sobre abusos, con la amenaza de no volver a financiarlas.

Por su parte el presidente de Haití ha pedido que se investigue a otras organizaciones que trabajaron en el país tras el terremoto de 2010, lo que podría hacer crecer el número de abusos revelados.

Los que contestan

Además de Save the Children, Oxfam y Médicos Sin Fronteras (MSF), las ONG que han reconocido despidos por mala conducta sexual han sido el Consejo Noruego para los Refugiados, que reconoció haber despedido a cinco empleados por denuncias de abuso sexual, acoso y explotación el año pasado. El Consejo Danés para los Refugiados (DRC) también ha informado del despido de 12 personas.

CARE International reconoció haber despedido a 11 empleados y otros cuatro renunciaron, los contratos no se renovaron o abandonaron la empresa.

El grupo estadounidense International Medical Corps dijo haber despedido a cinco personas por acusaciones de explotación y abuso sexual en 2017, y que estaba investigando varios otros casos.

La agencia de BRAC, con sede en Bangladesh, despidió a una persona y terminó relaciones con 22 por denuncias de acoso sexual.

La agencia de ayuda británica Christian Aid dijo que despidió a un miembro del personal y sancionó a otro por mala conducta sexual, aunque aseguró que ninguno de los dos casos supuso violación de la ley o tuvo nada que ver con menores.

Concern Worldwide reconoció haber tenido al menos dos incidentes al año en los últimos diez años, lo que supondría al menos una veintena de casos, tres cuartas partes de los cuales se solucionaron con el despido.

Los que no saben/no contestan

Compassion International dijo que no tenía informes de personal que usara prostitutas o explotación sexual de beneficiarios de ayuda en 2017.

La agencia de ayuda Catholic Relief Services dijo que tampoco recibió informes de violaciones graves.

La organización Caritas Internationalis, con sede en el Vaticano, dijo que no tenía informes de acoso sexual que involucrara a su personal de oficina, y que las 165 organizaciones de su red informaban a sus obispos locales.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) dijo que no tenía datos históricos confiables sobre la mala conducta del personal.

Acción contra el Hambre, Islamic Relief, Action Aid y Plan International dijeron que estaban trabajando para recopilar datos antes de la fecha límite del 26 de febrero dada por el gobierno británico.

El Comité Internacional de Rescate (IRC) no respondió a las solicitudes de cifras, pero dijo que aconsejaba a los donantes sobre la mala conducta.

Imprimir

Comentarios: 1

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Lo que le sorprende a uno es que las Organizaciones No Gubernamentales dependan de fondos públicos. Si es así, su independencia no existe y no pueden seguir llamándose NO GUBERNAMENTALES. Sus actuaciones estarán inevitablemente mediatizadas por consideraciones políticas gubernamentales.
    Me daré de baja de todas, en tanto no certifiquen fehacientemente su independencia.