35 ONG piden el alto el fuego inmediato en Yemen

La mitad de la población de Yemen, 14 millones, necesita ayuda alimentaria urgente

Treinta y cinco organizaciones humanitarias de todo el mundo, entre las que figuran la española Asociación pro Derechos Humanos de España y organizaciones con base en nuestro país, como Médicos del Mundo, Acción Contra el Hambre, Intermón Oxfam y Save the Children, han firmado una declaración conjunta con motivo de la Conferencia Internacional por la Paz en Yemen, convocada por el presidente Macron en París, en la que piden el alto el fuego inmediato en Yemen. Todas ellas desarrollan proyectos de ayuda humanitaria en este país, que se ha convertido en un campo de  batalla donde dirimen sus diferencias, por un lado Arabia Saudí y sus aliados, y por otro Irán. La población, víctima de este conflicto, se encuentra en una situación catastrófica.

Como dice la declaración, catorce millones de personas, más de la mitad de la población de Yemen, se encuentran al borde de la hambruna, una situación prácticamente inédita en la historia reciente.

Las organizaciones firmantes piden a los gobiernos que participarán en la conferencia que aseguren “el cese inmediato de las hostilidades, suspendan el suministro de armas en riesgo de ser utilizadas en Yemen, garanticen el acceso sin restricciones y el movimiento de importaciones vitales, condenen cualquier ataque contra civiles y otras violaciones del derecho internacional humanitario por parte de cualquier parte y respaldar las investigaciones internacionales sobre estas violaciones, incluida la labor del Grupo de Expertos de las Naciones Unidas sobre Yemen”.

Las ONG recuerdan que los países que están suministrando armas a Arabia Saudí, que se están utilizando para destruir infraestructuras civiles y matar civiles, tienen la responsabilidad moral de garantizar que se cumpla el derecho internacional humanitario en Yemen. En concreto, los firmantes piden a Francia, Reino Unido y Estados Unidos, que reflexionen sobre su apoyo a Arabia Saudí, “un país que desprecia el sistema basado en normas internacionales”, y que se suspenda de inmediato el suministro de armas que puedan ser utilizadas en Yemen.

“La crisis humanitaria en Yemen -continúa la declaración- ha sido provocada por el hombre y es una consecuencia directa de las severas restricciones de las partes en conflicto al acceso a alimentos, combustible, importaciones médicas y ayuda humanitaria”. La situación de Yemen es de colapso absoluto de su economía, hasta el punto de que los trabajadores del sector público ya no cobran su sueldo, aumentando la precariedad en el país.

En los últimos meses, recuerdan las ONG, ha muerto 450 civiles, asesinados sólo en el mes de agosto, mientras que la violencia contra las mujeres y las niñas está aumentando gravemente desde el inicio del conflicto.

Las organizaciones piden también redoblar esfuerzos para garantizar el acceso de la población a artículos esenciales, incluido el combustible, para lo que sería necesario el acceso al puerto de Hodeidah, el más importante del país. “Cualquier ataque indiscriminado contra civiles e infraestructuras civiles y cualquier otra violación del derecho internacional humanitario por parte de cualquiera de las partes debe ser públicamente condenado por la comunidad internacional”.

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.