Últimas Noticias

Mutilación genital femenina: una práctica que debe desaparecer

Sudán se suma a los países que prohíben la mutilación genital femenina, pero Héctor Alonso esta práctica está aún lejos de desaparecer

Héctor Alonso

Nueve de cada diez mujeres y niñas de Sudán han sido sometidas a la mutilación genital femenina (MGF). Más de dieciocho millones en total, en un país de casi cuarenta millones de habitantes. En una decisión histórica el gobierno sudanés ha promulgado una ley que convierte esta práctica en ilegal y castiga a quienes la llevan a cabo a penas de hasta tres años de prisión.

La MGF consiste en la extirpación parcial o total de los genitales femeninos, y se practica normalmente en la infancia. Provoca graves secuelas físicas y emocionales y constituye una violación de los derechos humanos de las niñas y las mujeres. Según datos de UNICEF y de 28 Too Many más de 200 millones de mujeres han sido mutiladas genitalmente en treinta países de tres continentes: África, Asia y América y también en Europa, de forma clandestina en países en los que viven inmigrantes de países donde se practica. Cada año dos millones de niñas son sometidas a esta práctica.

En veinticuatro de los treinta países del mundo donde se lleva a cabo está considerada como una práctica fuera de la ley, sin embargo se sigue haciendo por diversas razones, como la creencia de que la mujer será impura si no se somete a esa mutilación y por tanto no podrá casarse.

Fuera de la ley, pero

Conforme se iba tomando conciencia internacional de la violación que para las mujeres supone esta práctica y de las consecuencias físicas y psicológicas para las víctimas, en algunos sitios la MGF se ha ido «medicalizando», es decir: se lleva a cabo por personal sanitario en condiciones de salubridad. Es el caso de Sudán, donde la mayoría de estas intervenciones eran llevadas a cabo por personal sanitario, como enfermeras o parteras.

Sin embargo, aunque la forma de llevarla a cabo sea con todas las medidas higiénicas y por personal sanitario, sigue siendo una violación de los derechos de las mujeres, como ha recordado la Organización Mundial de la Salud y la legislación de numerosos países. En este sentido, muchas organizaciones de derechos humanos piden que la amenaza de sufrir MGF sea una de las razones para poder solicitar asilo en España y en la Unión Europea basándose en razones de persecución o de amenaza por razón de género.

Uno de los desafíos que plantea la prohibición de la MGF en muchos países es la «clandestinización» de esta práctica. Es decir: que se lleve a cabo en condiciones aún peores con consecuencias aún más graves para las niñas. Porque obviamente, la prohibición no acabará con la práctica.

Por ello es fundamental dar apoyo y visibilidad a las organizaciones de mujeres que trabajan para acabar con la MGF, llevar a cabo campañas de sensibilización y concienciación tanto en los países donde se considera aún una costumbre como en los países en los que hay comunidades de migrantes procedentes de esas culturas. En España ya llevan trabajando con cierto éxito organizaciones como Médicos del Mundo, que cuentan para  sus campañas con mujeres de países donde se lleva a cabo esa práctica para impartir charlas y llevar a cabo actividades de concienciación entre los miembros de sus comunidades.

Las organizaciones de derechos humanos consideran que para que las prohibiciones tengan éxito deben ir acompañadas de un cambio cultural, y eso solo se puede lograr trabajando con las comunidades donde aún esa práctica se considera un elemento cultural o parte de las tradiciones.

La mutilación genital femenina es una violación de los derechos humanos y de las mujeres, que son universales, y por tanto no pueden ser considerada jamás como parte de las tradiciones culturales de una comunidad que hay que respetar en base a supuestos relativismos culturales.

Imprimir
Comentarios: 2

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. todos debemos cooperar en abolir esta práctica tan cruel e inhumana.
    Al igual que se acabó la esclavitud y ,la segregación racial.
    Al igual que se logró el sufragio universal.
    Ánimo

  2. es algo inhumano y cruel y se debe aportar algo para su erradicación
    Al igual que la esclavitud,la segregación racial y el no derecho a voto de las mujeres

0

Tu carrito