Últimas Noticias

Miles de malienses se refugian en Mauritania

Miles de malienses buscan refugio en Mauritania bajo la amenaza de una crisis alimentaria

  • MSF lanza actividades médicas y nutricionales para los refugiados y las poblaciones locales

Tras los combates que estallaron en enero de 2012 al norte de Malí entre el ejército maliense y los rebeldes tuareg, más de 28.000 ciudadanos malienses se han visto obligados a buscar refugio al otro lado de la frontera de su país con Mauritana. Privados de los medios de subsistencia más básicos, algunos de estos refugiados han tenido que desplazarse durante días antes de llegar a los campos improvisados de Fassala y Mbéré, al sudeste de Mauritania.

El miércoles 29 de febrero, un primer avión cargado con 26 toneladas de material médico y logístico saldrá de la ciudad de Ostende en Bélgica rumbo al aeropuerto de Néma, a 200km del campo de Mbéré, donde los equipos de Médicos Sin Fronteras se preparan para poner en marcha actividades médicas. “Nos encontramos en pleno desierto en una zona donde el agua es un bien escaso y donde las poblaciones viven aisladas: aquí se tarda unas seis horas en recorrer la distancia al hospital más próximo”, explica Marie-Christine Férir, coordinadora de emergencia para MSF.

La inseguridad alimentaria constituye una amenaza tanto para los refugiados como para las poblaciones locales, pues la llegada de refugiados en una situación precaria supone una carga adicional para una población que lleva meses siendo castigada por la sequía y las malas cosechas. Además, entre los refugiados hay muchas mujeres embarazadas y niños que padecen desnutrición moderada y severa, lo cual complica aún más la situación. “Es crucial que los niños más pequeños, que son particularmente vulnerables a sufrir enfermedades como el sarampión, la diarrea o infecciones respiratorias, tengan acceso a atención médica gratuita”, continua Férir.

Sabiendo que el hospital más cercano se encuentra a 200km, una de las prioridades de MSF será ofrecer una atención médica rápida y estabilizar los casos más graves antes de referirles al hospital de Néma. Gracias a la instalación de un centro de salud en el campo de Mbéré, los equipos médicos asegurarán la atención sanitaria y detectarán los casos de desnutrición entre la población infantil, identificando a los niños que se  encuentren en situación de riesgo. Se ofrecerá atención primaria de salud gratuita, se practicarán controles prenatales y se lanzaran campañas de vacunación contra el sarampión en caso de que sea necesario.

{jcomments on}

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *