Últimas Noticias

Los rohingyas exigen la ciudadanía para regresar a Myanmar

Un consejo de líderes refugiados en Bangladesh elabora una lista de condiciones: ciudadanía, devolución de sus tierras y reconstrucción de sus casas, escuelas y mezquitas e investigación de los crímenes

Ante la posibilidad de ser devueltos a Myanmar los líderes de la comunidad rohingya refugiados en Bangladesh, donde vive la mayoría de esta minoría de religión musulmana, han elaborado una lista de condiciones sin cuyo cumplimiento no aceptarán ser devueltos a Myanmar. Entre las condiciones figura que sea reconocida su minoría religiosa y su ciudadanía, algo que ahora no tienen. La mayoría son considerados apátridas.

La posibilidad de ser devueltos a Myanmar es una realidad por las presiones internacionales. Sin embargo, la perspectiva de este proceso, que se podría prolongar hasta dos años, contempla que sean realojados en campamentos provisionales que podrían convertirse en definitivos, según sus temores, y alejados de las zonas en las que vivían hasta su huida, en el Estado de Rakhine.

Los rohingyas quieren que el gobierno reconstruya sus casas, y poblados, la mayoría quemados y destruidos, que se les devuelvan sus tierras y que se reconstruyan las escuelas y mezquitas. Su intención es reunirse con las autoridades de Myanmar para presentarles sus peticiones antes de que empiece la repatriación.

Entre las peticiones también figura que se investigue la responsabilidad de los militares en asesinatos, saqueos y violaciones y la liberación de los rohingyas detenidos en las operaciones contra la guerrilla rohingya.

El gobierno de Myanmar sólo ha reconocido que el ejército mató a 10 terroristas a principios de septiembre, a los que se obligó a cavar su propia tumba antes de ejecutarles. Para los rohingyas eran civiles inocentes, algo que también declaró en un comunicado la guerrilla.

Bangladesh y Myanmar acordaron esta semana completar el regreso de los refugiados a lo largo de los próximos dos años, y el proceso comenzará el martes. Sin embargo, cuando está a punto de comenzar la repatriación, aún siguen llegando refugiados a Bangladesh. En apenas dos días han llegado al campamento más de 100 refugiados y muchos más están esperando para cruzar el río Naf, que hace de frontera natural entre Myanmar y Bangladesh.

Los recién llegados aseguran que han huido por las operaciones militares en su región y por el asesinato de miembros jóvenes de su comunidad que fueron detenidos y cuyos cadáveres aparecieron en un lago y en un bosque. Se mantuvieron escondidos en sus casas hasta que el hambre les obligó a huir.

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.