Últimas Noticias

Los olvidados niños rohingya

18 meses después del éxodo de Myanmar, medio millón de niños rohingya se enfrentan a un futuro incierto sin acceso a la educación

Medio millón de niños rohingya se convirtieron hace 18 meses en refugiados apátridas tras huir de Myanmar a Bangladesh. Esta crisis, de la que apenas se habla en los medios de comunicación, ha dejado a estos niños sin acceso a la educación y enfrentados a un futuro cada vez más incierto.

El esfuerzo humanitario liderado por el Gobierno de Bangladesh con apoyo internacional ha salvado innumerables vidas de niños, pero no hay una solución a la vista para estos niños rohingya que viven en el asentamiento de refugiados más grande y más congestionado del mundo. La gran mayoría se vio obligada a huir para salvar su vida de Myanmar ay buscar refugio en el vecino Bangladesh en agosto de 2017.

Myanmar no les reconoce la ciudadanía, ya que no eran registrados al nacer. Los que han nacido en este último año y medio en su país de acogida tampoco son registrados legalmente, por lo que carecen también de nacionalidad o incluso de la condición de refugiados, por los que están excluidos del sistema educativo.

UNICEF, junto con el enviado especial de Naciones Unidas Ahmed Al Meraikhi, han presentado un informe sobre la situación de estos niños. 180.000 menores rohingya entre 4 y 14 años están inscritos en centros de aprendizaje en el área de Cox Bazar, la zona donde viven la mayoría de los 800.000 refugiados de esta etnia. Su nivel educativo es muy básico, hasta el punto de que solo el 3 por ciento de los niños entre 15 y 24 años han recibido alguna educación en este período.

UNICEF recuerda que estos niños necesitan ser educados si quieren mejorar sus condiciones de vida o lograr algún trabajo para no quedar a merced de las organizaciones mafiosas y criminales, que ya están captando refugiados aprovechándose de su vulnerabilidad. O incluso por si algún día regresan a Myanmar.

La prioridad de organizaciones como UNICEF es proporcionar educación de más calidad a 155.000 niños de entre 4 y 14 años. A lo largo de 2019 pretenden llegar a los adolescentes para proporcionarles educación o formación profesional. El objetivo es no dejar que toda una generación de miembros de esa etnia se pierda.

Para llevar a cabo esos programas educativos UNICEF ha solicitado 152 millones de dólares para 2019. Con esos fondos se podría ayudar a 685.000 refugiados y residentes de las comunidades de acogida. De momento, sólo se ha obtenido el 29 por ciento de lo solicitado.

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.