Últimas Noticias

Los efectos devastadores del ébola en los niños

Alerta ante el brote en la República Democrática del Congo

Los menores de un año tienen una tasa de mortalidad del 95 por ciento

Cerca de 500.000 niños que viven cerca del último brote del virus del ébola en la República Democrática del Congo (RDC) se enfrentan al riesgo de contraer una enfermedad mortal y al temor de perder a sus padres y seres queridos. El brote, que es el noveno en la historia del país, actualmente está aislado de la provincia noroccidental de Equateur.

El virus tiene una historia prolongada en la República Democrática del Congo: su nombre proviene del río Ébola, que transcurre junto a la aldea donde se informó del primer caso en 1976. Se propaga principalmente a través del contacto con fluidos corporales de personas infectadas, y mata la mitad de las personas que infecta.

Desde el comienzo del brote que actualmente se ha identificado en la RDC, se ha informado de un total de 53 casos sospechosos y 25 muertes (hasta el 30 de mayo de 2018). 

Su impacto sobre los niños:

La tasa de mortalidad es muy alta entre los niños

El brote de ébola 2014-2016 en África occidental fue el peor en la historia, con más muertes que todos los demás brotes combinados. Casi una quinta parte de los infectados eran niños. Las tasas de mortalidad son particularmente altas entre los niños que han sido infectados: hasta el 95% para los menores de un año.

Los efectos en los niños no son solo físicos

Las cicatrices emocionales del ébola pueden tardar años en sanar. Más de 30.000 niños perdieron a uno o ambos padres en el brote de 2014-2016, y muchos más vieron morir a un ser querido. En algunas comunidades, el temor que rodea al ébola es más fuerte que los lazos familiares, y los niños son rechazados por los familiares sobrevivientes. Esta estigmatización puede aislar a los niños que ya están luchando para hacer frente a las dificultades y pérdidas increíbles.

Y hay otros efectos invisibles. En Liberia, más de 70.000 niños no existieron oficialmente porque sus nacimientos no se registraron durante el brote de ébola de 2014-2016. Debido a que no había registro de sus nacimientos, podrían verse privados de servicios esenciales como inscripción escolar, acceso a servicios sociales y de salud, y protección.

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.