Últimas Noticias

Llega nueva ayuda humanitaria a Libia mientras continúa la huida de refugiados

Llega nueva ayuda humanitaria a Libia mientras continúa la huida de refugiados
GINEBRA, Suiza – La Agencia de la ONU para los Refugiados calcula que durante las últimas tres semanas unos 30.000 civiles libios han huido de sus casas en la región montañosa del oeste de Libia y cruzado la frontera hacia el sur de Túnez.

La mayoría de estos refugiados, de etnia bereber, han explicado a nuestro personal en Túnez que han huido de los combates y de los bombardeos sobre sus ciudades y aldeas en las montañas del oeste. Muchas familias han huido por temor a los enfrentamientos que se desarrollan cerca de sus casas y a los bombardeos indiscriminados.

Según han informado los recién llegados, las ciudades de Nalut y Wazin, en la región montañosa del oeste, están prácticamente desiertas. Tan sólo se han quedado unos pocos hombres -todas las mujeres y menores han abandonado ambas ciudades-.

Menos del diez por ciento de los libios que están llegando a Túnez se están alojando en los campos. La gran mayoría de los refugiados libios están siendo acogidos por las comunidades locales de Túnez, que están demostrando una vez más su gran generosidad. Sin embargo, los anfitriones tunecinos se enfrentan a una situación cada vez más difícil a medida que sus recursos se van agotando. ACNUR está trabajando con varios socios locales en el sur de Túnez con el fin de aliviar esta presión ejercida por la presencia de refugiados y proporcionar más asistencia y apoyo a las comunidades de acogida. En los próximos días tenemos previsto ampliar estas actividades de apoyo.

En el marco del equipo interinstitucional de las Naciones Unidas, nuestro personal viajó el domingo a Trípoli desde la frontera tunecina. El objetivo de la visita era restablecer la presencia internacional en la capital de Libia, así como evaluar las necesidades humanitarias. Además, el equipo también está negociando con las autoridades libias en Trípoli el acceso humanitario en el oeste del país.

Mientras tanto, en el este de Libia un avión DC-8 fletado por ACNUR llegó el lunes a Bengasi transportando material humanitario desde nuestros almacenes de emergencia en Dubai. Se trata del primer vuelo de Naciones Unidas con ayuda humanitaria que aterriza en Bengasi.

El envío de ayer lunes incluye 21 hospitales de campaña, utensilios de cocina así como lonas plásticas para construir refugios. Las tiendas de campaña serán donadas a varias instituciones benéficas, organizaciones y ONGs en Bengasi. El resto de  materiales de ayuda humanitaria serán distribuidos a través de nuestros socios locales a las personas vulnerables en la ciudad y sus alrededores, incluyendo a las familias libias desplazadas de Ajdabiyya y Misrata, así como a los inmigrantes de terceros países, refugiados y solicitantes de asilo. El puente aéreo también ha permitido transportar vehículos y equipamiento para ACNUR, de cara a la apertura de una oficina en Bengasi junto a otras agencias de la ONU.

Los combates en Misrata han seguido causando estragos en la ciudad. Las familias que recientemente fueron evacuadas en barco desde la ciudad en guerra hacia Tobruk, nos han descrito la situación catastrófica en la que se encuentra la población de Misrata, que vive atemorizada por los bombardeos indiscriminados. Muchas casas y edificios han sido destruidos y algunas familias han tenido que desplazarse en varias ocasiones. Algunas zonas de Misrata no tienen todavía electricidad ni agua corriente. Los disparos de francotiradores, los enfrentamientos callejeros y los bombardeos han impedido a la gente salir de sus casas para conseguir comida o medicinas.

Además, las familias evacuadas de Misrata también han informado de que durante los últimos dos meses han permanecido escondidas en sus casas, hasta que han podido aprovechar una tregua en los combates para llegar al puerto y huir en barcos. También relataron a nuestro equipo que, en algunos barrios de Misrata, las mujeres embarazadas estaban dando a luz en sus casas debido al peligro que corrían si intentaban desplazarse hasta alguno de los hospitales de la ciudad.

La semana pasada ACNUR envió 100 tiendas de campaña y 1.500 mantas por barco a Misrata. Estos materiales están siendo distribuidos por nuestros socios a las personas vulnerables que esperan ser evacuadas a lugares más seguros en el este de Libia o a sus países de origen.

ACNUR

 

 {jcomments on}

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.