niño rescatado en el Mediterráneo

Las Agencias de la ONU piden actuar ante el aumento de muertes infantiles en el Mediterráneo

Las Agencias de la ONU piden actuar ante el aumento de muertes infantiles en el Mediterráneo

Desde septiembre, han muerto más de 340 niños ahogados
Cada día, desde septiembre del pasado año, mueren dos niños en el Mediterráneo intentado alcanzar las costas de Europa. Ante esta situación tres agencias de la ONU (OIM, ACNUR y UNICEF) han hecho un llamamiento para mejorar la seguridad de las familias que huyen de los conflictos y la violencia.
niño rescatado en el Mediterráneo

Desde el pasado mes de septiembre, cuando se publicaron las fotografías de la la trágica muerte del niño Aylan Kurdi, más de 340 niños, muchos de ellos bebés y niños pequeños, se han ahogado en el Mediterráneo oriental. El número total de niños que han muerto puede ser incluso mayore, según las agencias, puesto que muchos cuerpos nunca son encontrados.

«No podemos vover el rostro ante la tragedia de tantas vidas inocentes y tantos futuros perdidos. No podemos no actuar ante los peligros a que se enfrentan tantos niños», dijo el Director Ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake. «Puede que los países europeos no tengan la capacidad para poner fin a la desesperación que provoca que muchas personas traten de cruzar el mar, pero sí pueden y deben cooperar para que lo hagan de forma más segura. Nadie mete a su hijo pequeño en un barco si tiene una opción más segura».

El tramo del mar Egeo entre Turquía y Grecia es una de las rutas que más muertes producen. El mar está agitado en invierno, los barcos están sobrecargados y son apenas cascarones y carecen de medidas de seguridad básicas».

«Estas muertes trágicas en el Mediterráneo son insoportables y deben parar», dijo el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados Filippo Grandi. «Está claro que se necesitan más esfuerzos para combatir el contrabando y la trata. Además, como muchos de los niños y adultos que han muerto estaban tratando de reunirse con familiares en Europa, debería organizarse medios para que la gente viaje de forma legal y segura, a través de programas de reasentamiento y reunificación familiar. Esto debería ser una prioridad absoluta si queremos reducir el número de muertos», agregó. El Secretario General de la ONU ha pedido una reunión de alto nivel sobre la responsabilidad compartida global a través de las vías legales para la admisión de refugiados sirios, que tendrá lugar en Ginebra el 30 de marzo.

Los niños representan el 36 por ciento de los desplazados y la posibilidad de que se ahoguen tratando de cruzar el Mediterráneo se han disparado. Durante las primeras seis semanas de 2016, se han ahogado 410 personas de los 80.000 que han intentado cruzar el Mediterráneo oriental. Esto significa que el número de muertos se ha multiplicado por 35 en apenas un año.

«Hay que actuar», dijo William Lacy Swing, Director General de la OIM en Ginebra. «Esto no es sólo un problema del Mediterráneo, o incluso europeo. Se trata de una catástrofe humanitaria que exige el compromiso de todo el mundo. El terremoto de Haití de 2010 no fue un asunto sólo americano, como tampoco el tsunami de 2004 fue un problema sólo asiático. Estos desastres supusieron un despliegue de la acción humanitaria y la solidaridad. Esta catástrofe debe ser respondida del mismo modo».

{jcomments on}

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0

Tu carrito