Últimas Noticias

Las 2.000 personas más ricas del mundo acumulan más dinero que los 4.600 millones más pobres

El trabajo no remunerado o mal pagado de mujeres y niñas agrega tres veces más a la economía global cada año que la industria de la tecnología

Héctor Alonso

Las 2.153 personas más ricas del mundo controlaron más dinero que los 4.600 millones más pobres en 2019 y el trabajo no remunerado o mal pagado de mujeres y niñas agrega tres veces más a la economía global que la industria de la tecnología, según el informe Time to Care, presentado hoy por la ONG Oxfam en vísperas de la celebración del Foro de Davos.

El informe es una llamada de atención de una de las ONG más grandes del mundo sobre la desigualdad, ante la reunión de líderes mundiales y empresarios en el Foro Económico Mundial de Davos (Suiza). Está prevista la asistencia al Foro, que comienza este martes, de 125 milmillonarios para tratar temas como el futuro del planeta (está prevista la asistencia de la activista Greta Thunberg), tecnología para el bien, o la sostenibilidad del sistema capitalista.

En el informe de Oxfam, además de la acumulación de riqueza por una parte mínima de la población, se destaca que cada día mujeres de todo el mundo trabajan 12.500 millones de horas sin ser remuneradas ni reconocidas. Esas horas suponen un valor de 10,8 billones de dólares anuales, tres veces más de lo que produce la industria tecnológica mundial.

«Es importante para nosotros subrayar que el motor oculto de la economía que vemos es realmente el trabajo de cuidado no remunerado de las mujeres. Y eso tiene que cambiar», dijo a Reuters Amitabh Behar, CEO de Oxfam India.

Para resaltar el nivel de desigualdad en la economía global, Behar citó el caso de una mujer llamada Buchu Devi en India que pasa de 16 a 17 horas al día trabajando en cosas como ir a buscar agua después de caminar tres kilómetros, cocinar, preparar y llevar a sus hijos a la escuela y trabajar en un empleo mal pagado. En Davos, añadió, se reúnen multimillonarios «que viajan en aviones privados».

La propuesta de Oxfam para acabar con esta injusta distribución de la riqueza que está provocando protestas en más de 30 países es que los gobiernos deben asegurarse de que los ricos paguen impuestos y destinar esos ingresos a mejorar las condiciones de vida de las personas: agua potable, atención médica y educación de calidad.

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0

Tu carrito