La UE destina 58 millones al Sahel y la República Centroafricana

La violencia y el cambio climático han convertido en desplazados a centenares de miles de personas en la región

Siete países de la región del Sahel (Nigeria, Mali, Níger, Burkina Faso, Mauritania, Chad y Camerún), con graves problemas de seguridad alimentaria, recibirán 50 millones de euros adicionales, que han sido liberados por la Unión Europea, y que se destinarán a hacer frente a las necesidades alimentarias, nutricionales y de emergencia en esos países. La República Centroafricana, que no pertenece a ese área geográfica, recibirá 8 millones de euros más. Esas partidas se suman a los 220 millones que ya habían sido destinados al Sahel, que recibirá un total de 270 millones de euros. La República Centroafricana, con esta nueva partida, recibirá en un total de 25,4 millones de euros.

Esta decisión se debe al empeoramiento de la situación humanitaria en el Sahel, que se enfrenta a una crisis alimentaria y a conflictos y violencia crecientes, empeorada por los efectos del cambio climático, “que están causando desplazamientos masivos, desnutrición aguda e inseguridad alimentaria que afecta a millones de personas, especialmente a los niños”, ha explicado el Comisionado de Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis de la UE, Christos Stylianides. La financiación de la UE ayudará a proporcionar alimentos y nutrición a los más vulnerables y la asistencia de emergencia, como refugio, atención médica y agua.

La financiación destinada a la República Centroafricana ayudará a atender las necesidades de las poblaciones desplazadas en el interior del país por culpa de la violencia.

Por países la ayuda se distribuirá de la siguiente manera: Nigeria 10 millones, Mali 6 millones, Níger 6 millones, Burkina Faso 5 millones, Mauritania 5 millones, Chad 12 millones  y Camerún 3 millones de euros.La República Centroafricana recibirá 8 millones de euros.

Además, se destinarán fondos regionales por valor de 3 millones de euros al Sahel para garantizar tratamientos de malnutrición que puedan salvar vidas. La UE es uno de los mayores contribuyentes de ayuda humanitaria al Sahel.

Desplazamiento de población

En el Sahel, se estima que 12 millones de personas necesitan asistencia alimentaria de emergencia durante la temporada de escasez, mientras que 4,2 millones de niños necesitan tratamientos nutricionales para sobrevivir. Además, los conflictos han desplazado a la fuerza a 3,1 millones de personas en toda la región y han creado necesidades de emergencia adicionales.

Miles de personas recientemente desplazadas han sido registradas en el noreste de Nigeria, con niños que muestran tasas alarmantes de desnutrición aguda. Las inundaciones que afectaron a Níger, Mali y Nigeria desde mediados de agosto han aumentado aún más las necesidades y representan graves riesgos para la salud. Además en Níger, Nigeria y Chad se han producido brotes de cólera.

En la República Centroafricana, la continua inseguridad y la violencia aumentan aún más las necesidades humanitarias. Alrededor de 2,5 millones de personas, es decir, la mitad de la población, necesitan ayuda humanitaria y uno de cada cuatro, aproximadamente 1,2 millones de personas, ha sido desplazado por la fuerza.

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.