La UE aprueba un presupuesto récord para ayuda humanitaria

La mayor parte de los 1.600 millones de euros se destinará a Siria, los refugiados en los países vecinos y Yemen

Héctor Alonso

La Unión Europea ha aprobado el mayor presupuesto de su historia para la ayuda humanitaria en 2019 -1.600 millones de euros- debido, según el Comisionado de Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis Christos Stylianides, al aumento del número de personas en todo el mundo afectadas por crisis. Este aumento del presupuesto contrasta con los drásticos recortes llevados a cabo por Estados Unidos. Trump aseguró que reduciría el presupuesto del Departamento de Estado, del que dependen las ayudas en cooperación, en más de un 30 por ciento.

El aumento de la partida destinada a cooperación y programas de ayuda humanitaria por la Unión Europea, sin embargo, no servirá para equilibrar las necesidades totales, puesto que el recorte de Estados Unidos, el principal contribuyente, ha sido brutal: solo la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha perdido el cincuenta por ciento de su presupuesto por culpa de los recortes de Trump, y ha pasado de 111.402 millones de dólares en 2017 a 58.176 en 2019.

Ese recorte de los fondos de la OMS impedirá, por ejemplo, el avance de las estrategias globales contra enfermedades que se quieren erradicar.

«Con este nuevo presupuesto, la UE sigue siendo un importante donante humanitario frente a crisis como Siria y Yemen. La ayuda humanitaria por sí sola no puede resolver todos los problemas, pero debemos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para ayudar a los más vulnerables», explicó Stylianides.

La mayor parte del presupuesto abordará la crisis en Siria, los refugiados en los países vecinos y la situación extremadamente crítica en Yemen. En África, la ayuda de la UE apoyará a las personas en las regiones afectadas por la crisis en Sudán del Sur, República Centroafricana, la cuenca del lago Chad, el brote de ébola en la República Democrática del Congo y en regiones que sufren crisis de alimentación y nutrición, como el Sahel.

En América Latina, el financiamiento de la UE ayudará a las poblaciones más vulnerables afectadas por la crisis en Venezuela y el conflicto prolongado en Colombia. La Unión Europea también seguirá prestando asistencia en Afganistán y ayudará a las poblaciones rohingya tanto en Myanmar como en Bangladesh. En Europa, los esfuerzos humanitarios de la UE se centrarán en las personas afectadas por el conflicto en Ucrania.

Respecto de las consecuencias del cambio climático, también se dirigirá una partida para ayudar a las comunidades vulnerables en los países propensos a desastres, para que se preparen ante los eventos climáticos, como las sequías, inundaciones y ciclones.

Imprimir
Comentarios: 1

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Soy pesimista por :
    las multinacionales que arrasan-contaminan, que no pagan tasas en ningun lado por ello tal
    como s epaga por contaminar , ni siquiera impuestos en la UE ( salvo en paraisos fescales = no pagan )
    las guerras de USA
    ls dictaduras que desaparecen el dinero ( si pasa en andalucia y españa en desPPachos…)
    ….seguramente ese dinero se destinara a algo en ayudas sociales – pobreza…a quien le toque,,,