Últimas Noticias

La respuesta al ébola en Congo: se puede mantener una vacuna a -80 grados hasta una semana

La vacuna se aplicó a más de 40.000 personas y se mantuvo a 80 grados bajo cero, un ensayo exitoso de lo que podría suceder con la vacuna de la COVID-19

Héctor Alonso

Casi seis meses después de iniciarse, se ha declarado el fin del undécimo brote de ébola que sufre la República Democrática del Congo (RDC), que ha afectado a 119 personas, de las que 55 han muerto. Se ha logrado vacunar a más de 40.000 personas en las zonas de riesgo, en comunidades muy aisladas, lo que ha constituido un hito logístico, puesto que la vacuna para el ébola necesita mantenerse a 80 grados bajo cero, una temperatura similar a la que necesitaría la vacuna desarrollada por Pfizer para combatir la COVID-19.

Este logro abre las puertas a la posibilidad de desarrollar campañas de vacunación en zonas aisladas y sin suministro eléctrico, como es habitual en muchas regiones de África, y supone también un espaldarazo al desarrollo de las vacunas contra la COVID-19 que necesitan también mantenerse a temperaturas muy bajas.

En esta ocasión el brote se desarrolló tanto en zonas urbanas como en áreas aisladas en medio de la selva, lo que supuso un enorme desafío logístico para localizar y atender a los enfermos, así como vacunar a la población de riesgo, más de 40.000 personas. Por primera vez se ha utilizado un novedoso sistema para mantener las vacunas a baja temperatura -80 grados bajo cero- mediante arcones ARKTEK cargados con nitrógeno líquido, que pueden mantener las vacunas a esa temperatura hasta una semana sin necesidad de electricidad, algo vital para poder llegar a las comunidades más aisladas.

La OMS ha felicitado a los equipos que han formado parte del despliegue logístico que lo ha hecho posible, y constituye una prueba para planificar la vacunación contra la COVID-19 si las vacunas necesarias necesitan conservarse a semejante temperatura.

Este undécimo se declaró el 1 de junio de este año, justo cuando se tenía controlado el brote anterior en otra zona del país. Ambos brotes estaban geográficamente distantes. El análisis de secuenciación genética encontró que no estaban relacionados. Al final del actual undécimo brote de ébola en la provincia de Equateur, había 119 casos confirmados, 11 probables, 55 muertes y 75 personas que se habían recuperado.

Los trabajos de vacunación comenzaron solo cuatro días después de la declaración del brote. En el momento crítico llegó a haber más de 100 expertos de la OMS sobre el terreno, apoyando la respuesta del gobierno.

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0

Tu carrito