Últimas Noticias

La ONU se resiste a la igualdad de género

La lucha por la igualdad de género en la ONU se enfrenta a una fuerte resistencia interna, según un informe del Centro Internacional para la Investigación sobre la Mujer

En junio dimitirá el director ejecutivo de ONUSIDA por tolerar el acoso y tratar de tapar las denuncias

Héctor Alonso

La ONU está a «años de distancia» de ser una institución feminista, y en su seno operan fuertes resistencias para que la situación avance, según un informe del Centro Internacional para la Investigación sobre la Mujer (CIIM) recién publicado. Según Lyric Thompson, autora del informe y directora del CIIM, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, tiene «una verdadera intención e interés en defender los derechos de las mujeres, pero la resistencia interna es fuerte».

Sin embargo, el informe reconoce algunos avances. La organización, Feminist U.N. Campaign, de la que forman parte mujeres que trabajan en la ONU ha calificado a la ONU en este aspecto un poco mejor que el año pasado: un B- frente al C+ con el que la calificó en 2017.

Este grupo diseñó un sistema de calificación tras el anuncio hecho hace dos años por Guterres, cuando fue nombrado secretario general, de avanzar en la igualdad de género en la ONU.

Guterres ha promovido públicamente los derechos y la igualdad de las mujeres, ha buscado la paridad de género en el liderazgo y ha desplegado esfuerzos contra el acoso sexual y la violencia de género, según el informe.

Pero la reacción interna y la burocracia amenazan su progreso. Sus esfuerzos para hacer cambios estructurales han encontrado una «resistencia considerable» por parte del personal y los estados miembros que se oponen a los derechos de las mujeres, según el informe, que se pregunta si Guterres está haciendo todo lo que está a su alcance para permitir la transformación de la institución.

Dimisiones por tolerar el acoso

La semana pasada, una encuesta interna mostró que un tercio de su personal y colaboradoras sufrieron acoso sexual en los últimos dos años. La encuesta fue respondida por más de 30.000 personas. Entre las respuestas figuraban testimonios de chistes ofensivos, comentarios de tono sexual o contactos físicos no deseados e incómodos.

Esta nueva forma de encarar el problema de los abusos va a tener consecuencias concretas: el director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé se retirará en junio, seis meses antes de que finalice su mandato, tras encontrarse evidencias de que toleraba una «cultura de hostigamiento que incluía el acoso sexual, la intimidación y el abuso de poder». Sidibé llegó a ofrecer mejoras laborales a varias víctimas de acoso para que retiraran sus denuncias. Las presiones para su renuncia han llegado a las amenazas hechas en diciembre por Suecia, uno de los mayores donantes de ONUSIDA, de retirar su apoyo financiero a menos que Sidibé dimitiera o fuera destituido.

Guterres, ex primer ministro de Portugal, fue elegido secretario general en diciembre de 2016 después de una campaña en la que muchos países instaron a la elección de una mujer. Desde la creación de la ONU en 1945 ninguna ha ocupado ese puesto.

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.