Una voluntaria ucraniana ayuda en un centro de distribución de ropa de invierno para los desplazados

La llegada del invierno amenaza a miles de ucranianos desplazados

La llegada del invierno amenaza a miles de ucranianos desplazados
Decenas de hombres, mujeres y niños temblorosos se apelotonan enfrente de un edificio en la ciudad ucraniana oriental de Járkov, esperando que los rumores que hablan de una distribución de ropa de invierno sean ciertos. En ese edificio tiene su sede Kharkivskaya Stantsya, uno de los centros patrocinados por ACNUR en Ucrania, donde se distribuyen suministros para los más de 490.000 desplazados por los combates entre las fuerzas pro-rusas y las fieles al gobierno de Ucrania.

Una voluntaria ucraniana ayuda en un centro de distribución de ropa de invierno para los desplazados
Voluntaria en un centro de distribución de ropa de invierno

 

Aunque fue escenario de enfrentamientos a principios de año entre las tropas ucranianas y las fuerzas pro-rusos, Kharkiv ha estado en calma desde finales de abril y ahora es un refugio para muchos de los desplazados internos.

En el centro de distribución Kharkivskaya Stantsy se repartirán ropa de invierno, mantas, alimentos y material infantil. Se prevén más de 40 centros de este tipo, que trabajan contra reloj para distribuir todo lo que puedan antes de que el invierno se despliegue con toda su crudeza. Muchos de los desplazados huyeron de sus hogares en pleno verano, por lo que no cuentan con ropa de invierno. La gente está acudiendo en masa a los centros, y esperan durante horas a que les llegue su turno.

Pero los desplazados no están inactivos: muchos de ellos son ahora voluntarios para ayudar en la distribución. También se han sumado muchos habitantes locales, como voluntarios o como contratados. La respuesta de la población local ha impresionado a los responsables de ACNUR. No sólo colaboran en la distribución, sino que buena parte de las donaciones son de particulares, que aportan lo que pueden.

«Yo ayudo como puedo», explica Maksim, uno de los voluntarios. «Siento que es mi deber cívico. Mientras que otros ayudan luchando en la guerra, yo ayudo a los que han sido afectados por ella.»

Por Rafal Kostrzynski en Kharkiv, Ucrania
Traducción ActualidadHumanitaria

 

{jcomments on}

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0

Tu carrito