Etiopía: más de un millón de desplazados por el conflicto de Tigray

0
128
En rojo, la región de Tigray
En rojo, la región de Tigray

El recrudecimiento de los enfrentamientos en Etiopía obliga a más de un millón de personas a huir de sus hogares

Héctor Alonso

Según datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), de Naciones Unidas, más de un millón de personas (1.000.052 registradas) se han visto obligadas a huir de sus hogares por el recrudecimiento de los enfrentamientos armados en la región de Tigray, a los que se suman los desplazados en otras regiones: 45.343 en la región de Afar y 18.781 en la región de Amhara. El conflicto estalló en noviembre de 2020 y la mayor parte de los desplazados han buscado refugio en pueblos y ciudades más grandes para obtener ayuda alimentaria, atención médica y alojamiento.

La mayor concentración de desplazados se encuentra en Shire, donde 445.309 personas se hacinan en refugios superpoblados, escuelas o en el campo, sin acceso a servicios básicos, alimentación o atención médica. Los datos sobre desplazados son provisionales, porque hay grandes áreas de Tigray donde es imposible acceder por la inseguridad.

La mayor parte de las áreas donde se concentran los desplazados no han recibido ayuda alimentaria desde que empezó el conflicto. Según las organizaciones humanitarias, las necesidades básicas de los desplazados abarcan lo mínimo para sobrevivir: refugios de emergencia, asistencia alimentaria, atención médica, agua, saneamiento, ropa, artículos para poder cocinar…

Origen del conflicto

Los enfrentamientos comenzaron en noviembre de 2020, tras una ofensiva del gobierno contra el Frente de Liberación Popular de Tigray (FLPT), que gobierna en esa región del norte del país y pretende la independencia. El conflicto estuvo a punto de extenderse a otros países tras el ataque con cohetes del FLPT contra el aeropuerto de Asmara (Eritrea). El ataque se produjo, según el FLPT, porque el ejército gubernamental de Etiopía estaba utilizando ese aeropuerto para atacar desde él las posiciones de los independentistas y destruir infraestructuras básicas, como una presa y algunas fábricas.

Etiopía y Eritrea estuvieron en guerra entre 1998 y el año 2000 y el FLPT era enemigo del gobierno eritreo. Desde el año 2000 se mantuvo una frágil paz, hasta que en 2018 llegó al poder el actual presidente de Etiopía, Abiy Ahmed, que firmó la paz e inició un período de buenas relaciones con Eritrea, Gracias al fin del conflicto recibió en 2019 el premio Nobel de la Paz.

Etiopía es el segundo país más poblado de África y la extensión del conflicto podría desestabilizar gravemente la región, sumamente inestable y frágil.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí