En 2020 la cifra de personas con hambre en el mundo alcanzará un récord

Durante los próximos seis meses el número de personas con escasez de alimentos llegará a 45 millones, la mayoría en el Sur de África

Héctor Alonso

El cambio climático que está provocando cliclos de durísimas sequías e inundaciones provocará que en los próximos seis meses más de 45 millones de personas se encuentren en situación de escasez alimentaria o hambre, una cifra nunca antes alcanzada. Las sequías e inundaciones han atrapado a decenas de millones de personas en un ciclo de pobreza del que es prácticamente imposible salir, según la ONG World Vision.

Se trata de una crisis apenas visibilizada en los medios de comunicación, pero que supone además un daño enorme e irreparable para la infancia de los niños que viven en esos países, situados en África Subsahariana. Muchos niños tienen que abandonar la educación para tratar de conseguir dinero y comida.

La sequía en el sur de África ha provocado inseguridad alimentaria, nutricional e hídrica crítica. En términos técnicos, el número de personas que experimentan niveles de inseguridad alimentaria de «crisis» o «emergencia» (Fases 3 y 4 del IPC) ha aumentado de nueve a once millones en nueve países del sur de África. En la mitad de las áreas los más afectados son los niños, que corren el riesgo de tener hambre, enfermedades, explotación y muerte.

Países como Angola y Zimbabwe han experimentado sequías recurrentes en los últimos años, causando cosechas fallidas. En otras áreas, como Mozambique, las inundaciones erráticas y los ciclones dañaron 700.000 hectáreas de cultivos.

En Angola, más de 2,4 millones de personas están afectadas, y se estima que 85.000 niños experimentan desnutrición aguda severa o moderada. Los datos de World Vision muestran que los niveles de desnutrición en la provincia de Huila se han duplicado en comparación con el año pasado, actualmente en más del 20 por ciento. Muchos niños apenas disponen de una comida al día y las organizaciones humanitarias dicen que nunca han visto un nivel semejante de desnutrición infantil.

En Zimbabue 5,5 millones de personas se enfrentan hambre y una de cada tres personas en ciudades importantes como Harare necesita asistencia humanitaria. El precio de los productos básicos se ha triplicado a medida que el país sufre inflación y una crisis económica. En enero el país se quedará sin maíz, un producto básico.

En Zambia, se estima que más de 2,3 millones de personas se enfrentan al hambre aguda debido a los efectos devastadores de lluvias irregulares y períodos secos, que han destruido cosechas.

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.