Últimas Noticias

El clima se ceba con Yemen

Decenas de miles de personas lo pierden todo por culpa de las inundaciones

Yemen, el país donde se vive la peor emergencia humanitaria del mundo, está viendo cómo su situación empeora por culpa de la climatología. A los años de destrucción provocada por la interminable guerra civil que ha causado ya más de 100.000 muertos y a los dos brotes de cólera que hicieron enfermar a más de dos millones de personas, se suma ahora las inundaciones.

Las fuertes y continuas lluvias que han caído en los últimos días han provocado que más de 100.000 personas hayan visto dañados o destruidos sus hogares. De momento se han contabilizado siete muertos, incluidos cuatro niños, y al menos dos desapariciones, pero siguen llegando informes de otras zonas del país.

La coordinadora de Ayuda Humanitaria en Yemen, Lise Grande, ha dicho que un número enorme de familias «lo han perdido todo» por culpa de las lluvias.

Las inundaciones han empeorado la situación de los yemenitas, cuya salud está muy deteriorada por los años de guerras y carencias, los dos brotes de cólera y una situación de pre-hambruna que ha hecho que la mayor parte de la población del país dependa de la ayuda alimentaria para sobrevivir. En las últimas semanas además han aparecido casos de COVID-19, en un país que no cuenta con las infraestructuras mínimas para hacer frente a una epidemia: más de la mitad de las instalaciones sanitarias han resultado dañadas o destruidas por la guerra y tampoco hay material médico suficiente.

Las inundaciones han dañado carreteras, puentes y la red eléctrica, y han contaminado los suministros de agua, cortando el acceso a servicios básicos para miles de personas. Las condiciones son más difíciles para miles de familias ya desplazadas que ahora han perdido refugio, raciones de comida y suministros para el hogar.

Las agencias humanitarias se han apresurado a proporcionar asistencia para salvar vidas, incluyendo atención médica de emergencia, paquetes de alimentos, refugio, agua limpia y artículos de supervivencia. Las agencias también están ayudando a drenar el agua y limpiar los sitios inundados.

Yemen sigue siendo el peor desastre humanitario del mundo. Casi el 80 por ciento de la población requiere algún tipo de asistencia humanitaria y protección. Diez millones de personas están a un paso de la hambruna y siete millones de personas están desnutridas. De los 41 principales programas humanitarios de la ONU, 31 se reducirán o cerrarán a menos que se reciba financiación con urgencia.

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *